Cada mes publicamos una serie de artículos de interés para propietarios de viviendas -- consejos para ahorrar dinero, listas para verificar la seguridad de su casa, consejos para mejorar su propiedad, secretos internos de la industria de bienes raíces, etc. Ya sea que actualmente esté "en el mercado", o no, esperamos que encuentre útil esta información. Por favor, siéntase libre de pasar estos artículos a otros miembros de su familia y amigos.

Edición No. 1220
INFORME DESTACADO

Antes que suceda la catástrofe
Las catástrofes naturales o de otro tipo pueden ocurrir súbitamente, en cualquier momento y en cualquier lugar. Su primera prioridad, por supuesto, sería proteger a su familia y sus bienes. Sin embargo, también es importante protegerse contra las consecuencias financieras de una catástrofe, ya que ésta puede dañar o destruir sus bienes, forzarle a vivir temporariamente en otro lugar, cortarle su flujo de ingresos u otras ganancias, o arruinar valiosos registros financieros.

A continuación presentamos algunas medidas simples que usted puede tomar ahora. Sin embargo, antes de tomar cualquier tipo de acción, asegúrese de haber involucrado a su familia o amigos, en lo posible, en su proceso de toma de decisiones y planificación. También puede serle útil la ayuda de un asesor, como un planificador financiero certificado, un agente de seguros u otro profesional financiero similar.
Lo importante es comenzar a planificar ahora, antes que lo inesperado se convierta en la cruda realidad.




También este mes...
COMPRADOR: Cómo ahorrar dinero cuando compre su casa
Cuando se analizan los compradores exitosos de viviendas que pudieron comprar la casa que deseaban por menos dinero que el precio pedido por el vendedor, emergen varios denominadores comunes. Aunque las habilidades de negociación de su agente inmobiliario son importantes, hay tres factores claves adicionales que deben entrar en juego mucho antes de que usted presente su oferta de compra.



 
 

¡Los golpes de sobretensión sí suceden! Cómo proteger los aparatos electrodomésticos de su hogar
Los aparatos electrodomésticos del hogar están diseñados para operar con el suministro normal de corriente alterna de 120 voltios, con cierta tolerancia en más o en menos. Cualquier golpe de sobretensión puede dañarlos o averiar sus controles, con la resultante frustración y los costos de reparación y, aunque raramente, hasta puede producir un incendio. Aprenda cómo puede impedir que esto le suceda a usted.



Enlaces Rápidos
Antes que suceda la catástrofe
COMPRADOR: Cómo ahorrar dinero cuando compre su casa
¡Los golpes de sobretensión sí suceden! Cómo proteger los aparatos electrodomésticos de su hogar
 

 

Top>>

Antes que suceda la catástrofe

Incendios... huracanes... inundaciones... terremotos... tornados... . Las catástrofes naturales o de otro tipo pueden ocurrir súbitamente, en cualquier momento y en cualquier lugar. Su primera prioridad, por supuesto, sería proteger a su familia y sus bienes. Sin embargo, también es importante protegerse contra las consecuencias financieras de una catástrofe, ya que ésta puede dañar o destruir sus bienes, forzarle a vivir temporariamente en otro lugar, cortarle su flujo de ingresos u otras ganancias, o arruinar valiosos registros financieros.

A continuación presentamos algunas medidas simples que usted puede tomar ahora. Sin embargo, antes de tomar cualquier tipo de acción, asegúrese de haber involucrado a su familia o amigos, en lo posible, en su proceso de toma de decisiones y planificación. También puede serle útil la ayuda de un asesor, como un planificador financiero certificado, un agente de seguros u otro profesional financiero similar.

Lo importante es comenzar a planificar ahora, antes que lo inesperado se convierta en la cruda realidad.

Proteja a sus bienes:

Una de las primeras cosas que debería hacer es informarse sobre qué tipos de catástrofes pueden ocurrir en el lugar donde usted vive, como incendios, inundaciones, terremotos, huracanes o tornados. Los pasos siguientes pueden ayudarle a evitar, o reducir substancialmente, la destrucción física potencial de sus bienes, en el caso de que sea víctima de una catástrofe. Asimismo, estos pasos pueden reducir sus costos de seguro. Por ejemplo, puede:

  • Instalar detectores de humo, que le advertirán sobre un posible incendio en su departamento o casa.
  • Elevar las instalaciones de servicios de su casa a la planta alta o al ático.
  • Limpiar la maleza que rodee su propiedad, para protegerla contra incendios naturales.
  • Anclar su casa a los cimientos y anclar el techo a la estructura principal.
  • Asegurar objetos que puedan caerse y causar daños en un terremoto, como bibliotecas o el tanque de agua caliente.
  • Instalar persianas contra huracanes en las ventanas de su casa y preparar tapas de madera para las puertas de vidrio.
  • Si su casa está ubicada en un área de alto riesgo de inundación, o sobre una falla geológica, o en un lugar amenazado por la erosión costera, considere mudarse.
  • Haga inspeccionar su casa por un inspector de construcción o un arquitecto, para saber qué mejoras estructurales podrían prevenir, o reducir, daños significativos de catástrofes.
  • Si todavía no ha comprado su casa, cuando lo haga tome en cuenta el tipo de construcción. Las casas construidas de madera tienden a soportar algunos tipos de catástrofes, mientras que las casas construidas de ladrillos se mantienen mejor en pie en otros.

Si no está seguro dónde comenzar, puede contactar a su departamento local de bomberos para que vayan a evaluar su propiedad y sugerirle cómo mejorar la seguridad. Si vive en un área propensa a sufrir terremotos, puede llamar a las empresas que le proveen servicios para que vayan a su casa y le muestren cómo y dónde cerrar las líneas de gas o cómo elevar sus instalaciones de servicios para que no entren en contacto con agua ante una posible inundación.

Realice un inventario de sus bienes:

Haga un inventario de sus pertenencias, elaborando una lista de todo lo que posee en su casa. Si ocurre una catástrofe, esta lista puede:

  • Ayudarle a probar el valor de sus bienes, si los mismos fueron dañados o destruidos.
  • Ayudarle a que reciba un pago rápido y justo por parte de su empresa aseguradora, por las pérdidas que sufrió.
  • Servir como un documento para las deducciones impositivas que solicite por sus pérdidas.

Para realizar un inventario exhaustivo de su hogar:

  • Registre la ubicación de los originales de todos sus documentos financieros y familiares importantes, como certificados de nacimiento y matrimonio, testamentos, escrituras, declaraciones de impuestos, pólizas de seguro y certificados de acciones y bonos. Guarde los originales en un lugar seguro y copias en otro lado. Para propósitos de impuestos y seguros, usted necesitará tener acceso a sus registros.
  • Grabe sus pertenencias en formato visual o impreso. Si no tiene una cámara o una filmadora (ni tampoco puede pedir prestada o alquilar una), compre una libreta de inventario y complételo, o haga una simple lista en papel. Pregúntele a su agente de seguros si puede proveerle una cámara.
  • Recorra cada cuarto de su casa. Describa cada pertenencia, cuándo la compró y cuánto costó. Si toma fotografías o filma, pídale a alguien que abra los roperos y le ayude a fotografiar o filmar los objetos guardados.
  • Registre los números de modelo y de serie.
  • Incluya también los artículos más económicos, como toallas de baño y ropa, ya que si los tiene que reemplazar su costo sumará.
  • Asegúrese de incluir las cosas que tenga guardadas en su ático, sótano y garaje.
  • Anote la calidad de los materiales de construcción de su casa, en particular terminaciones tales como puertas de cedro o accesorios de baño o de cocina caros.
  • Fotografíe el exterior de su casa. Incluya el jardín –el gran árbol que tiene en el jardín de adelante quizás no sea asegurable, pero agrega valor a su propiedad, para propósitos de impuestos. Registre cualquier mejora que haya realizado, como un patio, construcción de cerco o estructuras externas.
  • Fotografíe autos, botes y vehículos de recreación que tenga.
  • Haga copia de los recibos o cheques de pago de artículos valiosos.
  • Obtenga evaluaciones profesionales del valor de sus joyas, artículos de colección, obras de arte u otros artículos que sean difíciles de evaluar. Actualice las evaluaciones cada dos o tres años.
  • Actualice su lista de inventario anualmente.

¿Parece mucho trabajo? Existen programas computarizados diseñados para estos propósitos, que pueden facilitarle esta tarea. Estos programas se pueden comprar en tiendas que venden artículos de computación.

Más importante aún, cuando haya finalizado su inventario, dele una copia del mismo a algún familiar o amigo, o guárdela en una caja de seguridad de un banco. No deje la única copia que tenga en su casa, donde puede ser destruida.

Contrate seguro:

A pesar de haber tomado el tiempo necesario para prepararse para el caso de una catástrofe, sus bienes pueden sufrir graves daños, inevitables. Aquí es cuando el seguro para inquilinos o propietarios puede ser de gran ayuda. Sin embargo, mucha gente afectada por catástrofes recientes no tenía el seguro correspondiente o no tenía ningún tipo de seguro. El seguro para propietarios no cubre inundaciones u otras catástrofes significativas. Asegúrese, entonces, de comprar el seguro que necesite para protegerse de los riesgos que pueda correr.

Si es propietario:

  • Contrate, como mínimo, cobertura con reemplazo completo o con costo de reemplazo. Esto significa que la estructura será reemplazada hasta los límites especificados en la póliza.
  • Investigue si puede obtener una póliza con costo de reemplazo garantizado. Estas pólizas –no siempre disponibles, pueden pagar la reconstrucción de su casa, incluyendo mejoras, a precios actuales, independientemente de los límites de la póliza.
  • Haga tasar su casa periódicamente para asegurarse que la póliza refleja el costo real de reemplazo.
  • Actualice la póliza cuando haga mejoras en su propiedad, como terminación del sótano. La actualizaciones anuales automáticas que haga su empresa aseguradora quizás no sean suficientes para cubrir las mejoras que usted ha hecho.
  • Compre una póliza que cubra el costo de reemplazo de sus pertenencias. La cobertura estándar cubre únicamente el valor en efectivo real (costo de reemplazo menos descuento por uso o años de antigüedad).
  • Entienda bien qué cubre y qué no cubre su póliza, y cómo funcionan las cantidades deducibles (la porción que usted debe pagar antes de cobrar su póliza).
  • Averigüe si hay disponible seguro operado por el gobierno, si le es difícil obtener cobertura privada como resultado de una catástrofe reciente. Las primas de estos seguros generalmente son más altas que las del mercado, pero es mejor tener cobertura que no tenerla.
  • Use la lista del inventario de sus pertenencias para verificar si la cobertura de su póliza es congruente con el valor de sus cosas.

Si es inquilino:

  • Si alquila, considere vivir en un área que no presente alto riesgo de inundación o que no esté ubicada sobre una falla geológica.
  • Contrate seguro para inquilinos, el cual cubre bienes personales dañados, destruidos o robados. El seguro del dueño de la casa donde usted vive no cubrirá los daños o la pérdida de sus bienes. Asimismo, considere obtener cobertura especial para sus pertenencias, como seguro contra inundación.
  • Infórmese bien con respecto a qué cubre la póliza. Algunas pólizas cubren más que otras. Por ejemplo, ¿su póliza cubrirá sus gastos de supervivencia si tiene que vivir en otro lugar temporariamente, o cubrirá daños por filtración de aguas cloacales?
  • Compare lo que le ofrecen distintas empresas aseguradoras y elija la mejor cobertura al mejor precio. Además del seguro contra inundación ofrecido por el gobierno, las pólizas varían de una empresa a otra. En su mayoría, las pólizas son económicas. Averigüe primero en la empresa con la que tiene asegurado su automóvil. Generalmente, las empresas aseguradoras ofrecen descuentos cuando el cliente contrata más de un tipo de póliza con la misma empresa.

Si se ha de mudar:

  • Seleccione una casa o un área que no esté ubicada sobre una falla geológica, ni en un área propensa a sufrir inundaciones, o que esté amenazada por la erosión costera.
Considere cobertura especial:

El seguro para inquilinos y propietarios no cubre ciertos tipos de pérdidas. Pregúntele a su agente de seguros o a su planificador financiero sobre cobertura especial o adicional para lo siguiente:

  • Inundaciones. Las pólizas de propietarios no cubren daños sufridos por inundaciones. Llame primero a su empresa aseguradora o a su agente actual para averiguar sobre este tipo de cobertura.
  • Terremotos. Normalmente las primas son altas y las cantidades deducibles pueden variar entre el 5% y el 20% de la cobertura de la póliza. Igualmente, tener esta cobertura puede ser mejor que no tenerla. (La cobertura contra terremotos, para las pertenencias que tenga adentro de su casa, normalmente se vende por separado).
  • Oficinas en el hogar. Algunas pólizas extienden la cobertura automáticamente de su casa a sus equipos de computación y algunos otros artículos comerciales. Hable con su agente para determinar cuáles artículos estarían cubiertos y cuáles no. Si fuera necesario, usted puede comprar cobertura comercial adicional a un costo modesto. Posiblemente, sea mejor aún comprar por separado una póliza de seguro para pequeños negocios, la cual le proveería más cobertura.
  • Códigos de construcción. Pregúntele a su agente sobre seguro adicional para cubrir los costos de poder cumplir los códigos de construcción actuales, que, en general, son más estrictos. Con frecuencia, tras una catástrofe, la gente se encuentra con que debe pagar costos de construcción mucho más elevados, porque éstos han cambiado. Cuando se reconstruye una vivienda, deben cumplirse todos los códigos actuales. Considere también mejoras estructuras adicionales que le ofrezcan mayor protección.
  • Otros problemas potenciales. Entre éstos estarían las minas subterráneas (ubicadas debajo de su propiedad), filtración de aguas cloacales, o avalanchas de barro.
Dónde guardar el dinero en efectivo:

Después de una catástrofe, posiblemente necesite dinero en efectivo para los primeros días o, incluso, para las primeras semanas. Si usted no puede trabajar, entonces no tendrá ingresos. Para ayudarse a mantenerse solvente, considere lo siguiente:

  • Guarde una pequeña cantidad de efectivo o cheques del viajero en su casa, en un lugar donde lo pueda agarrar rápidamente ante cualquier evacuación súbita. Una catástrofe puede dejar inoperativos los cajeros automáticos y los bancos. El dinero que guarde debería ser en billetes de pequeña denominación, para facilitar su uso.
  • Ahorre dinero en un fondo para emergencias. Aunque puede ser difícil hacerlo si no tiene un gran presupuesto, el esfuerzo bien puede valer la pena. El fondo puede ser muy útil, no sólo en el caso de una catástrofe, sino también en otras crisis financieras que se le puedan presentar, como durante un período de desempleo, o si surgen gastos inesperados, como honorarios de abogados.
  • Guarde su fondo en una cuenta segura y de fácil acceso, como una cuenta de ahorro simple o una de inversión.
  • Guarde parte del dinero fuera del área local, ya que la catástrofe que le afecte a usted también puede afectar a los bancos locales. Puede considerar abrir una cuenta de fondos mutuos en otra ciudad.
  • Pague al día sus tarjetas de crédito. Posiblemente, necesitará utilizarlas después de la catástrofe.
Use una caja de evacuación:

Compre una "caja de evacuación" con cerradura y de material resistente, que pueda agarrar en el caso de una emergencia. Incluso una caja de cartón le servirá. Ponga documentos importantes adentro de la caja, en bolsas de plástico cerradas, a prueba de agua. Guarde la caja en un lugar de su casa donde la pueda agarrar fácilmente. Lleve esta caja siempre consigo, no la deje sin atención adentro de su automóvil.

La caja debe ser lo suficientemente grande como para poder guardar lo siguiente:

  • Una pequeña cantidad de cheques del viajero o dinero en efectivo y algunas monedas.
  • Negativos o fotografías personales irremplazables, protegidas en sobres de plástico.
  • Una lista de contactos de emergencia, como doctores, asesores financieros, miembros del clero, contratistas de reparaciones de buena reputación, y números y direcciones de familiares que vivan en otro área.
  • Copias de recetas importantes de medicamentos y anteojos, y copias de los certificados de vacunación de sus hijos.
  • Tarjetas o información de seguros médicos, dentales o de medicamentos.
  • Copias de sus pólizas de seguro de automóvil, inundación, inquilino o propietario (o, por lo menos, los números de las pólizas) y una lista de los números telefónicos de sus empresas aseguradoras.
  • Copias de otros registros financieros y familiares importantes (o, por lo menos, una lista del lugar donde están guardados). Entre éstos estarían: escrituras de propiedades, títulos de propiedades, testamentos, cartas de instrucciones, certificados de nacimiento y matrimonio, pasaportes, documentos que detallen beneficios relevantes para empleados, las dos primeras páginas de las declaraciones impositivas del año anterior, etc. Los originales de estos documentos, con excepción de los testamentos, deberían guardarse en una caja de seguridad o en otro lugar seguro.
  • Copias de reserva de sus registros financieros computarizados.
  • Una lista de los números de sus cuentas bancarias, préstamos, tarjetas de crédito, licencias de conducir, cuentas de inversión (acciones y fondos mutuos), y de seguridad social.
  • Asimismo, la llave de su caja fuerte.
Alquile una caja de seguridad:

Las cajas de seguridad son valiosísimas para proteger los originales de sus documentos importantes. Si no tiene una, guarde copias de estos documentos en la caja de evacuación o déselas a familiares o amigos. Entre los documentos originales que debería guardar en la caja de seguridad están:

  • Escrituras, títulos y otros registros de propiedad (casa, autos, casas rodantes, botes, etc.).
  • Certificados de nacimiento y documentos de naturalización.
  • Certificados de matrimonio/divorcio y de custodia de niños.
  • Pasaportes y documentos de milicia/veteranos.
  • Evaluaciones de joyas y objetos heredados caros.
  • Certificados de acciones, bonos y otras inversiones.
  • Acuerdos de fideicomisos (trusts).
  • Testamentos en vida, poderes notariales y poderes notariales relacionados con la salud.
  • Pólizas de seguro (copias).
  • Registros de mejoras realizadas a su propiedad.
  • Documentación correspondiente al inventario de sus pertenencias.

Generalmente, los originales de testamentos no deben guardarse en una caja de seguridad, ya que la caja sería cerrada temporariamente si usted muere. En cambio, guarde los originales de los testamentos en el registro local de testamentos o con su abogado.

Decidir cuál sería un lugar seguro y conveniente no es fácil. Puede alquilar una caja de seguridad en un banco ubicado lo suficientemente lejos de su casa, con menor probabilidad de que sea afectado por la misma catástrofe que afecte a su casa (bóvedas de bancos han sufrido eventos de inundación). Guarde la llave de su caja de seguridad en su caja de evacuación.

Cajas de seguridad residenciales y cajas a prueba de incendios:

Las cajas de seguridad residenciales y las cajas a prueba de incendios pueden ser lugares convenientes para guardar documentos importantes. Sin embargo, algunas catástrofes, como los huracanes, las inundaciones o los tornados, pueden destruir su casa. Normalmente, es mejor guardar sus documentos originales en una caja de seguridad de un banco o en otro lugar lejos de su casa.

Si tiene tiempo...

Algunas catástrofes, como los tornados o los terremotos, golpean con poca, o ninguna, advertencia. Otras, como las inundaciones o los huracanes, pueden dar cierto tiempo para prepararse. Si tiene suficiente tiempo, puede tomar las siguientes acciones:

  • Decida qué pertenencias incluiría en una lista muy corta de prioridades. Por ejemplo, imagine que sólo puede llevar una valija o cargar el automóvil una sola vez. ¿Qué llevaría entonces? Haga participar a toda su familia en esta discusión. Lleve sus joyas y otros artículos pequeños valiosos.
  • Lleve sus objetos heredados, sus recuerdos y sus fotos irremplazables.
  • No pierda tiempo con artículos tales como televisores, muebles, computadoras y ropa (excepto la necesaria para usar en los pocos días siguientes).
  • Asegúrese, sin embargo, de llevar una radio accionada con baterías y baterías de repuesto, para mantenerse informado.
  • Lleve sus documentos y discos de computadora con información importante, si trabaja desde su casa.

¡Tantas ideas...! Probablemente no tenga tiempo, o no pueda, aplicar todas las sugeridas aquí. No importa, haga lo que pueda. Incluso si toma algunas de estas medidas ahora, estará mejor preparado financieramente ante una catástrofe.

 

 

Top>>

COMPRADOR: Cómo ahorrar dinero cuando compre su casa


"Cuando se analizan los compradores exitosos de viviendas que pudieron comprar la casa que deseaban por menos dinero que el precio pedido por el vendedor, emergen varios denominadores comunes."


Si usted es como la mayoría de los compradores de viviendas, tendrá dos consideraciones primarias en mente cuando empiece la búsqueda de su casa. Primero, querrá encontrar una casa que satisfaga perfectamente sus necesidades y deseos y, segundo, querrá comprar esa casa por el menor precio posible.

Cuando se analizan los compradores exitosos de viviendas que pudieron comprar la casa que deseaban por menos dinero que el precio pedido por el vendedor, emergen varios denominadores comunes. Aunque las habilidades de negociación de su agente inmobiliario son importantes, hay tres factores claves adicionales que deben entrar en juego mucho antes de que usted presente su oferta de compra.

Estos pasos le ayudarán a ahorrar dinero cuando compre su casa.

Asegúrese de saber qué desea . . . Aunque suene tan sencillo, muchos compradores de viviendas no tienen una idea concreta de qué quieren, antes de salir a buscar una casa. En la búsqueda de un lugar donde vivir, en realidad dos casas compiten por la atención del comprador: la que cubre sus necesidades y la que satisface sus deseos. Obviamente, su objetivo es encontrar una que cumpla ambos propósitos. Sin embargo, esta situación no siempre ocurre en la vida real.

Cuando visite casas para comprar, posiblemente se enamore de una u otra por razones totalmente distintas. ¿Es mejor comprar la casa con cuatro dormitorios, para tener lugar cuando aumente el número de miembros de su familia, o la que tiene la cocina grande con espacio incluido para comer, que le regocija con pensamientos de grandes reuniones familiares los fines de semana? ¿Qué es más importante: un jardín grande, o la cercanía de la casa a la escuela de sus hijos? Con demasiada frecuencia, las personas compran sus casas por razones equivocadas, y luego lamentan su decisión, porque la casa no satisface sus necesidades.

No se deje llevar por el entusiasmo de lo que ve: cubra sus necesidades primero. Si tiene suerte, encontrará una casa que haga esto y también satisfaga sus deseos. Lo importante es entender la diferencia antes de quedar atrapado en el entusiasmo de lo que ve.

Pregunte si su agente inmobiliario ofrece un "sistema de perfil del comprador" o el "servicio de búsqueda de casas", los cuales le ayudarán a encontrar la casa apropiada que cubra sus necesidades. Este tipo de programa relacionará sus requisitos con TODAS las casas que estén en el mercado y le suministrará información impresa en forma continua. Un programa como éste ayuda a los compradores a sacarse sus "anteojos de color rosa" y a mudarse en forma económica a la casa de sus sueños.

Para desarrollar mejor su estrategia de compra de su casa, utilice este formulario:

¿Qué NECESITO encontrar en mi próxima casa?:

  1. ______________________________

  2. ______________________________

  3. ______________________________

  4. ______________________________

  5. ______________________________

¿Qué me ENCANTARÍA tener en mi próxima casa?:

  1. _______________________________

  2. _______________________________

  3. _______________________________

  4. _______________________________

  5.  _______________________________

Cómo los vendedores estipulan sus precios de venta.

Para que entienda cuánto debería ofrecer por una casa que le interese comprar, es importante que sepa cómo los vendedores establecen el precio de venta de sus casas. Aquí le presentamos cuatro estrategias comunes que empezará a reconocer cuando comience a visitar casas para comprar:

1. Precio claramente demasiado alto:

Los vendedores desean obtener la mayor cantidad de dinero posible por la venta de sus casas, y los agentes inmobiliarios saben esto. Si más de un agente compite por obtener la representación de venta de su casa, una forma fácil de ganar la batalla es "inflando" el valor de su casa. Esto se hace demasiado seguido, y muchas casas salen a la venta con un precio que supera un 10- 20% su verdadero valor de mercado.

Esto no juega a favor de sus mejores intereses, porque, en la mayoría de los casos, no engañará a los compradores. Como resultado, su casa puede permanecer en el mercado durante meses, quedándose usted con un par de desventajas significativas:

  • Probablemente otros agentes inmobiliarios califiquen a su casa como una "con problemas" y, cuando finalmente reciba una oferta de compra, ésta puede ser inferior al precio justo de mercado.

  • Usted ya ha pasado por bastantes molestias teniendo que tener constantemente su casa en "excelente estado" para las visitas de los compradores potenciales . . . y todo por nada. Su casa sería retirada del mercado, y usted tendría que pasar nuevamente por todo el proceso de venta.

2. Precio un poco alto:

Aproximadamente tres cuartos de las propiedades en venta tienen sus precios "inflados" un 5-10% con respecto a su verdaderos valores de mercado. Estas casas también permanecerán en venta más tiempo que lo que deberían. Normalmente, aquí hay en juego uno de dos factores: usted sinceramente cree que su casa vale tanto, a pesar de lo que indica el mercado (después de todo, en este tema influyen muchas emociones), o dejó cierto espacio para poder negociar. Cualquiera sea el caso, esta estrategia le costará, tanto en términos del tiempo que su casa permanecerá en el mercado, como del precio que finalmente le ofrezcan.

3. Precio correcto, de acuerdo con el valor de mercado:

Algunos vendedores entienden que el mercado de bienes raíces es parte del sistema capitalista de oferta y demanda, y estipulan el precio de venta de sus casas en forma cuidadosa y realista, basados en un análisis exhaustivo de otras casas que se encuentran en venta. Estas propiedades con precios competitivos normalmente se venden dentro de un período razonable de tiempo y por una suma muy cercana al precio estipulado de venta.

4. Precio inferior al valor justo de mercado:

Algunos vendedores están motivados a vender rápido. Estas casas atraen múltiples ofertas y se venden rápido, generalmente en unos pocos días, al precio estipulado de venta o por más. Preste atención a que el agente que le sugiera este método lo haga teniendo en consideración sus mejores intereses.

 

 

 

Top>>

¡Los golpes de sobretensión sí suceden! Cómo proteger
los aparatos electrodomésticos de su hogar

La electricidad que obtiene del enchufe de la pared de su casa se conoce como "120 voltios de corriente alterna". Las empresas de energía eléctrica tratan de mantener el voltaje uniforme. Sin embargo, los rayos, los cortocircuitos, los postes de electricidad derrumbados por autos, o algún otro tipo de accidente, pueden hacer que el voltaje salte a cientos, e incluso miles, de voltios. Esto es lo que los ingenieros llaman un "golpe de sobretensión". Aunque un golpe de sobretensión dura sólo unos pocos millones de segundo (el "parpadeo de un ojo" es miles de veces más largo que un golpe típico de sobretensión), es suficiente como para arruinar o averiar sus aparatos electrodomésticos.

¿Que puede hacer un golpe de sobretensión a sus aparatos electrodomésticos?

Sus electrodomésticos están diseñados para operar con el suministro normal de energía de 120 voltios de corriente alterna, con cierta tolerancia en más o en menos. Cualquier golpe de sobretensión puede dañarlos o puede averiar sus controles, con la resultante frustración y costos de reparación y, aunque raramente, hasta puede producir un incendio.

Perturbaciones

Normal - Este es el voltaje que todos dan por sentado, cada segundo, minuto, hora y día del año. Sin embargo, ocasionalmente, por un corto período de tiempo...

el voltaje cae por debajo de su nivel normal: una caída de tensión. Es raro que las caídas de tensión dañen los aparatos electrodomésticos, pero pueden hacer que caiga una computadora, confundir a algunos relojes digitales y hacer que la vídeograbadora pierda los puntos en que fue regulada.

Lo opuesto a una caída se llama ola: un incremento de corta duración en el voltaje de la línea de corriente eléctrica, que puede perturbar la operación normal de los aparatos electrodomésticos sensibles, e incluso puede dañarlos, si la ola es muy grande o dura mucho tiempo.

El ruido es una palabra capciosa, utilizada algunas veces para describir perturbaciones muy pequeñas y persistentes, las cuales no tienen efectos dañinos pero pueden ocasionar molestias.

Está, por supuesto, la perturbación máxima: un corte de electricidad, es decir, la falta total de energía eléctrica.

Aunque estas perturbaciones difieren de los golpes de sobretensión, debemos mencionarlas, porque sus soluciones generalmente son distintas. Como veremos más adelante, existen disponibles algunos dispositivos que pueden ayudar a superar los dos tipos mencionados de perturbaciones para los aparatos electrodomésticos sensibles de su hogar.

Su casa contiene toda clase, tipo o estilo de aparatos electrodomésticos. Entre éstos están no sólo los tradicionales que le ayudan en sus tareas domésticas, sino también los aparatos electrónicos de entretenimiento, la computadora, los teléfonos inteligentes, los sistemas de control (termostatos, puertas de garaje, etc.), y todos los dispositivos que van apareciendo en el mercado.

Cada vez más los aparatos electrodomésticos tradicionales de su hogar dependen de controles electrónicos muy sofisticados. Por esta razón, pueden ser muy sensibles a los golpes de sobretensión (así como también a las interrupciones del suministro de energía eléctrica).

Para saber qué tipos de aparatos pueden dañarse o presentar problemas, puede describirlos en términos generales, dependiendo de sus conexiones: electricidad, teléfono, cable o antenas. Cada una de estas conexiones ofrece un paso a través del cual puede ingresar un golpe de sobretensión, algo que puede pasarse por alto cuando se dice que la causa del daño es un "golpe de sobretensión".

El primer tipo comprende los aparatos electrónicos conectados únicamente al suministro de electricidad, como una computadora sin módem, una televisión con antena en forma de V, una vídeograbadora no conectada al servicio de televisión por cable, una radio eléctrica, un horno a microondas, etc. Proteger estos aparatos contra un golpe de sobretensión no es particularmente difícil y, en muchos casos, los mismos ya traen protección incorporada de fábrica.

El segundo tipo, que requiere más protección, comprende los aparatos electrónicos que funcionan con electricidad y que, además, están conectados a un sistema externo de comunicaciones: el teléfono, el cable de televisión o el receptor satelital. Una situación un poco distinta, que también amerita atención, es la de los aparatos conectados a un sistema de control interno, como un abridor automático de puerta de garaje, una alarma contra incendio o intrusos, regadores automáticos, o un intercomunicador.

Más adelante examinaremos por qué los dos tipos de aparatos son susceptibles a distintos riesgos de ser dañados, y describiremos los diferentes métodos de protección necesarios.

¿De dónde provienen los golpes de sobretensión?

Hay dos fuentes de origen de los golpes de sobretensión que tienen lugar en su sistema de suministro de electricidad: los rayos y los dispositivos de encendido y apagado.

Los golpes de sobretensión por rayos ocurren cuando un rayo cae entre una nube y objetos ubicados en tierra. El efecto resultante puede ser directo (la inyección directa de la corriente del rayo en el objeto) o indirecto (la inducción de corriente en circuitos eléctricos).

Examinaremos maneras de proteger sus aparatos electrodomésticos contra los golpes de sobretensión ocasionados por rayos, que ingresan a su casa a través de cables (de electricidad, teléfono, cable, etc.). Para proteger su casa contra los efectos directos de los rayos debe instalar barras pararrayos debidamente conectadas a tierra. Cabe mencionar que las barras pararrayos protegen la estructura de una casa y evitan incendios, pero no impiden los golpes de sobretensión en los cables.

Los efectos directos de los rayos se limitan al objeto golpeado por el rayo y sus alrededores. Aunque estas situaciones ocurren raramente, casi siempre sus efectos son mortales para los seres humanos o los árboles. Los sistemas eléctricos bien protegidos pueden sobrevivir un golpe directo, quizás con ciertas perturbaciones momentáneas (parpadeo de luces y computadoras que se apagan y vuelven a prenderse durante una tormenta de rayos). La frase clave es, por supuesto, "bien protegidos". Con esta información usted podrá asegurarse de que el sistema eléctrico de su casa esté bien protegido.

Los efectos indirectos de los rayos son menos dramáticos que los de un golpe directo, pero pueden tener largo alcance, por propagación alrededor del objeto golpeado o a lo largo de líneas eléctricas, o del sistema de cables telefónicos o del de cable de televisión. Desde el punto de vista de quienes habitan una casa, la apertura no deseada de la puerta del garaje, o un golpe de sobretensión proveniente del suministro eléctrico durante una tormenta de rayos, serían situaciones consideradas como efectos indirectos.

Los golpes de sobretensión por encendido o apagado tienen lugar cuando se prenden o apagan las cargas eléctricas en una vivienda, así como también por las operaciones normales de la empresa de electricidad. A menudo se da la analogía del "choque de agua", que puede ocurrir en la tubería de agua si se cierra muy rápido una canilla: la corriente eléctrica que fluye en los cables trata de fluir por un período corto de tiempo después de haberse encendido el dispositivo de luz, produciendo un golpe de sobretensión en el cable, tal como la subida de presión en la tubería de agua.

¿Con qué frecuencia ocurren, cuánta distancia viajan, y cuán graves son?

Entonces... ¡Los golpes de sobretensión pueden suceder y, efectivamente, suceden!

Trataremos de responder estas preguntas (¿Con qué frecuencia ocurren, cuánta distancia viajan antes de alcanzar a sus electrodomésticos, cuán graves son?) lo mejor posible, de manera que usted pueda dar el paso siguiente: tomar riesgos calculados o hacer una inversión razonable en algún tipo de protección adicional. Existen varias formas de obtener protección contra los golpes de sobretensión, desde la simple compra de un dispositivo enchufable, en un negocio de artículos electrónicos, hasta la instalación de dispositivos protectores para toda la casa, por un electricista o la empresa de suministro de electricidad.

¿Con qué frecuencia ocurren?

Usted es la persona más indicada para contestar esta pregunta si ha vivido en su barrio por varios años. La caída de rayos no sigue un patrón fijo, pero un rayo puede caer sobre el mismo lugar más de una vez. Existen ahora medios sofisticados para registrar golpes individuales de rayos; las empresas de electricidad y otros negocios estudian los datos para poder tomar mejores decisiones sobre los riesgos y las necesidades de inversión en esquemas de protección. La razón de mencionar "varios años en su barrio" es que la frecuencia de golpes de rayos varía con los años y la sección del país donde vive.

¿Cuánta distancia viajan, cuán graves son?

Las respuestas a estas dos preguntas están relacionadas: un golpe de rayo cercano tiene consecuencias más graves que otro, de la misma magnitud, que ocurre más lejos. También hay un rango amplio de gravedad del golpe mismo. Es raro que suceda un golpe muy grave o uno muy leve, sino que la mayoría de las veces el golpe corresponde a la mitad del rango (una corriente de aproximadamente 20.000 amperios por un corto período de tiempo, siempre más corto que el parpadeo de un ojo).

¿Riesgo calculado o protección?
¿Qué prefiere?:

Una gran pila de cuentas a pagar por reemplazar su computadora desprotegida, si y cuando un rayo u otro tipo de golpe de sobretensión la destroce, o...

Unas pocas cuentas a pagar por la compra de un "protector contra golpes de sobretensión", para tener tranquilidad mental y protección eficaz.

Si examina el tema desde este punto de vista, probablemente sea una elección fácil y, casi con seguridad, salga a buscar un "protector contra golpes de sobretensión" o algún dispositivo con un nombre similar, que haga el mismo trabajo, como explicamos a continuación.

¿Qué hay en un nombre?

Cuando visite el negocio de computadoras o de artículos electrónicos, querrá pedir algo que proteja a sus aparatos contra los golpes de sobretensión, pero... ¿Cómo se llama ese dispositivo? Los dispositivos que pueden protegerlo contra golpes de sobretensión se llaman, en términos de ingeniería, "dispositivos protectores contra golpes de sobretensión", pero eso suena demasiado técnico para cierta gente.

Un nombre que las personas en general parecen recordar es "amortiguador de golpes de sobretensión", con diversos nombres de marcas. Los laboratorios que prueban la seguridad de los productos eligieron llamarlos "Amortiguadores de golpes de voltaje momentáneos" (Transient Voltage Surge Suppressor), y posiblemente encuentre el producto listado bajo ese nombre o su acrónimo (TVSS). Siempre asegúrese de que el producto haya sido probado por una organización de prueba de seguridad de productos, como UL, ETL, o CSA, de acuerdo con las instrucciones de sus etiquetas.

En realidad, no puede eliminarse por completo un golpe de sobretensión, ni tampoco puede "frenarse" (aunque su empresa de electricidad utiliza dispositivos que llaman "detenedores de golpes de sobretensión" para proteger sus sistemas). Lo que estos dispositivos de protección hacen no es ni detener ni eliminar un golpe de sobretensión, sino simplemente desviarlo a la conexión a tierra, donde no puede causar daños.

Decisiones, decisiones

Los protectores contra golpes de sobretensión vienen en distintas formas y para muchos propósitos, no sólo la clase que se enchufa, que usted encontrará en los negocios que venden artículos electrónicos. Los protectores pueden instalarse de distintas maneras en su suministro de energía eléctrica: pueden ser del tipo "enchufe y haga funcionar", puede instalarlo usted mismo, puede contratar un electricista certificado, o incluso puede llamar a su empresa de electricidad para que instale el dispositivo. A continuación describimos sus opciones, y quién hace cada una:

  • Comprar uno o más protectores contra golpes de sobretensión, del tipo enchufable.
  • Instalar un protector contra golpes de sobretensión en el panel de ingreso del servicio eléctrico.
  • Pedir a la empresa de electricidad que instale un protector contra golpes de sobretensión al costado del medidor.
Protectores contra golpes de sobretensión del tipo enchufable

Esta es la solución más fácil. Los negocios ofrecen una amplia variedad de marcas. Estos dispositivos vienen en dos formas: una caja que se enchufa directamente en un enchufe de pared, o una barra con un cable eléctrico y varios enchufes. Dependiendo del aparato que desea proteger, podrá comprar un dispositivo simple, enchufable, para corriente alterna, o un protector combinado, más complejo, para corriente alterna y teléfono o cable. Sin embargo, antes de comprar el protector apropiado, debe considerar algunos detalles.

Hay otra decisión que tomar, referente a cómo un protector contra golpes de sobretensión proveerá energía al aparato que desea proteger, si el elemento protector fallara bajos casos extremos de exposición a un gran golpe de sobretensión o un gran oleaje de tensión. La mayoría de los protectores están equipados con cierta clase de fusible que se desconectará en caso de falla. Sin embargo, esta desconexión puede funcionar de dos formas distintas, dependiendo del diseño del protector: algunos cortarán completamente la energía de salida; otros desconectarán el elemento que falló pero mantendrán la energía de salida.

¿Abandonar sus tareas y estar protegido, o continuar?

Para usted, es una cuestión de elección: ¿Desearía mantener la energía que llega a su electrodoméstico, pero sin protección contra golpes de sobretensión? ¿O preferiría mantener la protección; es decir, que el protector corte el suministro de energía que va a su electrodoméstico, si la función protectora fallara? Para tomar una decisión inteligente, debe saber con cuál de las dos posibilidades está diseñado el protector que busca.

¿Qué le dicen las luces?

Para ayudar a los consumidores a saber qué sucede adentro de un protector contra golpes de sobretensión, muchos fabricantes proveen cierta forma de indicación, generalmente colocando una o más luces piloto en el dispositivo. Desafortunadamente, estas indicaciones no están estandarizadas, y el significado puede ser confuso, entre una, dos e, incluso, tres o cuatro luces, donde no siempre es claro qué significan sus colores. ¡Lea las instrucciones!

Más decisiones...

Hasta el momento, hemos examinado los protectores del tipo enchufable, porque son los más fáciles de instalar y no requieren los servicios de un electricista. Los otros dos lugares posibles en los cuales se puede instalar un protector son: el panel del servicio eléctrico y el enchufe del medidor.

Protectores contra golpes de sobretensión instalados en el panel del servicio eléctrico

En vez de utilizar varios protectores enchufables (a veces se recomienda uno para cada aparato sensible), puede instalar un protector en el panel del servicio eléctrico de su casa (también llamado "entrada del servicio" o "caja de interruptores"). La idea es que con un dispositivo pueden protegerse todos los electrodomésticos de su casa, quizás con unos pocos protectores enchufables para los aparatos más sensibles. Hay dos tipos de protectores para paneles de servicio eléctrico: los que se incorporan al panel y los que se instalan afuera del panel.

Algunos fabricantes de paneles de servicio eléctrico también ofrecen un protector de instalación a presión, que ocupa el espacio de dos interruptores (asumiendo que el panel tiene espacios vacíos), y que puede ser instalado fácilmente por el dueño de casa o un electricista. Sin embargo, este tipo de protector presenta dos limitaciones o condiciones:

Los protectores de instalación a presión generalmente pueden instalarse en un panel de servicio eléctrico del mismo fabricante (posiblemente de acuerdo con el modelo o la antigüedad del panel).

Para instalar  el protector de instalación a presión, es necesario retirar el panel frontal (apague el interruptor principal antes de hacer esto). La mayoría de las ciudades tienen códigos que permiten al dueño de casa hacer esta tarea, bajo ciertas condiciones. Verifique con sus autoridades locales si le permiten hacer esta tarea. De lo contrario, contrate a un electricista certificado para que haga la instalación. Otros protectores ya vienen listos para ser conectados al panel del servicio eléctrico, ya sea adentro o al costado del panel. Mejor deje esta clase de instalación a un electricista certificado.

En el enchufe del medidor

Posiblemente la empresa de electricidad de su área ofrezca, a manera de opción, instalar un protector con un adaptador especial, entre el medidor de electricidad y su enchufe (la banda oscura en la burbuja de la foto). Sin embargo, este tipo de dispositivo y su instalación están fuera de cuestión como un proyecto "hágalo usted mismo", y requerirá cooperación por parte de la empresa de electricidad, si ofrecen el programa.

Otros tipos de protectores contra golpes de sobretensión, para el exterior, pueden instalarse cerca del medidor. Este tipo de instalación debe hacerla un electricista certificado.

Lista de verificación

Antes de tomar una decisión con respecto a cómo proteger sus aparatos electrodomésticos, existen otros puntos a considerar.

¿Dónde vive?

Esta es una pregunta importante, porque el tipo de vivienda afecta, en cierta medida, cuán grave puede ser su problema de golpes de sobretensión. En cierta forma simplificada, considere tres categorías, de acuerdo con la forma en que han sido instalados sus servicios:

  • Casa independiente con conexiones de cables de electricidad y teléfono y/o cable de televisión en extremos opuestos de la casa. Este es el peor arreglo posible de todos, pero no se preocupe, hay una forma de compensar esta situación desafortunada, como veremos más adelante.
  • Cada independiente, con todos los servicios (electricidad, cable de televisión, teléfono) conectados a un mismo lado de la casa.
  • Casa adosada o edificio de apartamentos, con los servicios conectados al edificio en un punto y distribuidos a las diversas unidades de vivienda (aproximadamente el mismo caso que la casa independiente con todos los servicios del mismo lado).
¿Qué aparatos electrodomésticos utiliza?

Desde el punto de vista de protección contra los golpes de sobretensión, hay cuatro clases de aparatos electrodomésticos. A continuación presentamos ejemplos de los mismos, por orden de mayor sensibilidad a los golpes de sobretensión, debido a la naturaleza o a la exposición de los mismos:

  • Aparatos accionados con motores y de calentamiento.
    Lavadoras (de vajilla y ropa), procesadores de alimentos, herramientas eléctricas, motores para ventilación y calentamiento, bombas, etc.
    Calentadores de agua, calentadores de espacios, tostadores, bombas de luz incandescentes.
  • Electrodomésticos electrónicos autoestables.
    Computadoras sin módem, radios eléctricas, televisores con antenas en forma de V. Lámparas fluorescentes compactas y lámparas fluorescentes modernas tipo tubo.
  • Electrodomésticos conectados a sistemas de comunicaciones.
    Computadoras con módem, televisor con cable o antena satelital, Máquinas de fax, contestadoras telefónicas, grabadoras de mensajes telefónicos.
  • Sistemas de señales.
    Alarmas contra intrusos, abridores de puertas de garajes, regadores de jardines, intercomunicadores.

Examinemos rápidamente cada uno de los cuatro tipos de aparatos electrodomésticos mencionados, y veamos cuáles necesitarían cierta forma de protección contra golpes de sobretensión.

Electrodomésticos accionados con motor y de calentamiento

Cada una de estas dos categorías pueden incluir dos o más clases, dependiendo del tipo de control utilizado.

  • Control mecánico (dispositivo de encendido/apagado, control giratorio, etc.), teclado no sofisticado, u otro tipo de control electrónico.
  • Control electrónico (operación programable, teclado, visor, etc.).

Los aparatos electrodomésticos con controles mecánicos generalmente son insensibles a los golpes de sobretensión y, supuestamente, soportan los golpes típicos de sobretensión que tienen lugar en las viviendas residenciales. Casos extremos, como el golpe directo de un rayo sobre el edificio o sobre los cables de electricidad, muy cercanos, podrían causar daños.

Los electrodomésticos con controles electrónicos pueden ser más susceptibles a daños que los que tienen controles mecánicos. Menos traumático, aunque igualmente perturbador, puede ser el desperfecto de la memoria de los electrodomésticos programables. Sin embargo, se ha avanzado en este tema y actualmente muchos aparatos vienen con más protección incorporada.

Otra diferencia que cabe mencionar son los electrodomésticos que están permanentemente conectados, en oposición a los que se utilizan intermitentemente. El riesgo de que suceda un golpe de sobretensión con efectos dañinos en el momento en que se utiliza un aparato de uso intermitente es mucho menor que en el caso de un electrodoméstico que se utiliza todo el tiempo.

¿Qué clases de electrodomésticos?

Electrodomésticos electrónicos

Las empresas proveedoras de energía eléctrica a veces incluyen información en sus facturas mensuales sugiriendo desconectar los electrodomésticos cuando se aproxima una fuerte tormenta de rayos. Sin embargo, si usted no está en su casa en ese momento, la sugerencia no es de gran ayuda. Si, por otro lado, usted está en su casa, desconectar la electricidad de un electrodoméstico que queda conectado a una línea telefónica o al cable de televisión puede no ser la mejor idea, ya que perdería la conexión a tierra del electrodoméstico, normalmente provista por el cable de electricidad, y podría tener un problema de seguridad si ingresara un golpe de sobretensión a través del cable telefónico o del cable de televisión.

Esta información le ayudará a hacer las elecciones que mejor satisfagan sus necesidades de protección contra los golpes de sobretensión. Para hacer la elección correcta, es útil destacar que hay dos tipos de electrodomésticos electrónicos, cada uno de los cuales puede requerir un tipo distinto de protector contra los golpes de sobretensión. Los dos tipos de electrodomésticos electrónicos son:

  • De conexión simple, para proveer electricidad al sistema.
  • De conexión doble: electricidad y comunicaciones.
Conexiones simples

Ejemplos de aparatos electrónicos de conexión simple son un televisor con antena en forma de V, un receptor radial portátil, una computadora sin módem ni impresora remota, una lámpara compacta fluorescente, etc. En esta categoría también encontramos los teléfonos antiguos, conectados únicamente al sistema telefónico.

La mayoría de estos aparatos tienen un enchufe de contacto doble, que es su única conexión al sistema eléctrico. Para el televisor, un protector sencillo para corriente alterna, tipo enchufable, en el cable de electricidad, sería suficiente. Para la lámpara, el costo de un protector contra golpes de sobretensión sería mayor que el costo de reemplazar la lámpara si ésta resultara dañada por un golpe de sobretensión y, por lo tanto, no se justificaría.

Conexiones dobles

Este tipo de aparato electrodoméstico es otro tema. Ejemplos típicos serían una computadora con un módem, un sistema de vídeo con conexión a cable o satelital, un sistema telefónico directamente accionado desde un enchufe de electricidad (los aparatos con un enchufe adaptador grande y un cable delgado con una ficha que se conecta al aparato generalmente tienen suficiente aislación interna contra los golpes de sobretensión).

El problema de los golpes de sobretensión con este tipo de aparatos es que cualquier golpe de sobretensión que provenga de uno de los dos sistemas (electricidad o comunicaciones) puede dañar el aparato, debido a una diferencia en el voltaje entre los dos sistemas cuando ocurre el golpe. Esto puede suceder incluso cuando cada sistema cuenta con un protector contra golpes de sobretensión. Afortunadamente, existe un tipo especial de protección contra este problema, como describimos a continuación.

Igualando las diferencias

Una solución simple al problema de diferencias de voltaje para los aparatos electrodomésticos de conexión doble consiste en instalar un protector especial contra golpes de sobretensión, que incorpora, en el mismo paquete, una combinación de conexiones de entrada/salida para los dos sistemas. Cada conexión (electricidad y comunicaciones) es alimentada a través del protector, el cual se instala entre los enchufes de la pared y el punto de entrada de energía del aparato que se desea proteger. Este tipo de protector puede comprarse en los negocios de venta de computadoras y artículos electrónicos, y en la sección eléctrica de los negocios que venden artículos para construir casas.

Además de su descripción en sus envoltorios de venta, este tipo de protector puede reconocerse por la presencia de un par de fichas de teléfono o conectores coaxiales de vídeo, además de los enchufes de electricidad. Algunos modelos pueden tener los tres en el mismo paquete. Unas pocas palabras de advertencia: (1) Lea cuidadosamente las instrucciones o las indicaciones, para saber cuál es el cable que va conectado al teléfono y cuál es el que va conectado a la pared. Es importante que se fije, antes de que compre el producto, si los enchufes de la pared de su casa están preparados para cables de contacto triple. Algunos de estos protectores combinados pueden no operar muy bien si se los enchufa en un enchufe de contacto doble utilizando un adaptador (algunos protectores tienen una luz indicadora del estado de operación).

No sólo los golpes de sobretensión

Entre otras perturbaciones de las líneas eléctricas, mencionamos brevemente al principio las caídas y los cortes de tensión. Seguramente está bien familiarizado con los cortes de energía que pueden ocurrir por diversas razones que sobrepasan el control de la empresa de servicios eléctricos. Las caídas de tensión (la disminución del voltaje de la línea por un tiempo breve) pueden ser más sutiles y ocurren con mayor frecuencia que los cortes de energía. Notará una caída de tensión cuando las luces de su casa se atenúen momentáneamente, los relojes digitales o los controles de su vídeograbadora parpadeen, o cuando su computadora se apague y vuelva a prenderse, posiblemente perdiendo algunos datos en los que estaba trabajando.

Los usuarios industriales y comerciales, las instalaciones de cuidado de la salud y otros sistemas críticos han utilizado, por muchos años, un dispositivo llamado "suministro ininterrumpible de energía" (Uninterruptible power supply - UPS), que provee energía continua cuando sucede una caída de tensión, o durante la primera porción de un corte extenso de energía (tras la cual comenzaría a operar el generador de energía local independiente).

La irritación causada por las caídas de tensión y los cortes de energía ha creado un mercado masivo para aplicaciones para el consumidor general, quien tiende a considerarlas económicas, cuando las ve como una protección contra estas perturbaciones molestas (aunque no dañinas). En muchos casos, estas aplicaciones vienen con protección incorporada contra golpes de sobretensión, a manera de bono. Estos UPSs para el consumidor general tienen una batería pequeña, la cual es suficiente para atravesar sin problemas una caída de tensión o un corte de energía. Algunos modelos también incluyen el programa computarizado para apagar una computadora en una secuencia ordenada, en el caso de un corte de energía extenso.

Golpes de sobretensión en otros sistemas

Hasta este momento hemos examinado los golpes de sobretensión en las líneas de energía únicamente, o en una combinación de líneas de energía y comunicaciones. También pueden suceder golpes de sobretensión de una clase un poco distinta, en partes de otros sistemas eléctricos que no involucran directamente una línea de electricidad. Ejemplos de estos sistemas son: la antena para un abridor remoto de puerta de garaje, los cables de los sensores de un sistema de alarma, y la parte de señal de vídeo de un receptor de una pantalla satelital. En estos sistemas, los golpes de sobretensión ocurren como resultado de golpes de rayos cercanos.

Los sistemas que acabamos de mencionar no han sido sujetos de estándares para protección contra golpes de sobretensión, tanto como lo han sido los sistemas de energía eléctrica y telefónicos. Además, los dispositivos de protección para estos otros sistemas no se consiguen tan fácilmente. Es más difícil ofrecer una guía bien definida con respecto a protección contra golpes de sobretensión para estos sistemas. Aplicar esquemas preventivos de protección contra golpes de sobretensión, para un sistema existente, puede ser una tarea difícil cuando se desconoce la sensibilidad del sistema a los golpes de sobretensión. Cuando considere la instalación de un nuevo sistema, sería una buena idea hacer preguntas específicas sobre el mismo, antes de que firme el contrato.

Protección para otros sistemas

Algunos códigos o prácticas dirigidas a proveer seguridad para las personas, cuando se las aplica correctamente, también pueden proporcionar cierta protección a los equipos.

Por ejemplo, la práctica general de las empresas telefónicas es proveer un protector contra golpes de sobretensión como parte de sus servicios, en el punto donde la línea telefónica ingresa a la casa (en áreas urbanas con gran densidad poblacional, el Código Nacional de Electricidad permite una excepción). Este protector se conoce como el "dispositivo de interfaz de red" (Network Interface Device - NID), al cual encontrará instalado afuera de su casa.

Otro ejemplo de requisitos de códigos son los sistemas de cable de televisión, para los cuales el Código Nacional de Electricidad requiere prácticas adecuadas orientadas a la seguridad. El problema, sin embargo, es que en muchos casos el equipo de vídeo igual puede resultar dañado por diferencias de voltaje.

Con la creciente popularidad de los receptores satelitales de pantalla pequeña, también ha aumentado la instalación por parte del usuario mismo. Las instrucciones típicas para la instalación de estos sistemas muestran cómo hacer las conexiones, por ejemplo en una figura. Lo que la figura no muestra es la necesidad de proveer un protector combinado para energía eléctrica, teléfono y cable.

Una bomba de agua instalada afuera de la casa presenta un doble reto: proteger al motor de la bomba contra golpes de sobretensión, y proteger el cableado de la casa contra golpes de sobretensión que pueden ingresar a la casa a través de la línea que acciona la bomba. La primera protección generalmente viene incorporada, en el caso de las bombas modernas sumergibles. La segunda protección debe proveerse por medio de un protector contra golpes de sobretensión, instalado en el punto donde la línea de electricidad que acciona la bomba sale de la casa, usando protectores similares a los aplicados en la entrada de servicio de la línea de electricidad.

Los sistemas de alarma contra intrusos, que utilizan cables entre los sensores y su unidad de control central pueden descomponerse, y en algunos casos dañarse, por el golpe de un rayo sobre la casa. Los cables necesarios para este tipo de instalación se extienden a todos los puntos de la casa y actúan como un sistema de antena que colecta la energía del campo generado por el golpe del rayo. La protección debería estar incorporada en el diseño del sistema, en vez de que la agregue el dueño más adelante. Los sistemas sin cables son más sensibles que los sistemas con cables.

 

 

Top>>