Cada mes publicamos una serie de artículos de interés para propietarios de viviendas -- consejos para ahorrar dinero, listas para verificar la seguridad de su casa, consejos para mejorar su propiedad, secretos internos de la industria de bienes raíces, etc. Ya sea que actualmente esté "en el mercado", o no, esperamos que encuentre útil esta información. Por favor, siéntase libre de pasar estos artículos a otros miembros de su familia y amigos.

Edición No. 1253
INFORME DESTACADO

¿Pasaría su cocina la prueba de seguridad de alimentos?
¿Qué viene a su mente cuando piensa en una cocina limpia? ¿Pisos encerados brillosos? ¿Piletas de acero inoxidable relucientes? ¿Mesadas inmaculadas y armarios organizados?
Todo eso puede ayudar, pero una cocina realmente "limpia", es decir, una que garantiza la seguridad de los alimentos, no se basa meramente en una buena apariencia, sino también en prácticas seguras de alimentos.
En el hogar, los aspectos de seguridad de alimentos giran alrededor de tres funciones principales: almacenamiento, manejo y preparación de los alimentos.




También este mes...
9 trampas en las que caen los compradores de casas, y cómo evitarlas
No importa de qué lado se mire, comprar una casa es una inversión significativa. Sin embargo, para muchos compradores puede ser un proceso incluso más caro de lo que debería ser, porque muchos caen presas de, por lo menos, algunos de los muchos errores comunes y costosos que los atrapan en.



 
 

¡Los golpes de sobretensión sí suceden! Cómo proteger los aparatos electrodomésticos de su hogar
Los aparatos electrodomésticos del hogar están diseñados para operar con el suministro normal de corriente alterna de 120 voltios, con cierta tolerancia en más o en menos. Cualquier golpe de sobretensión puede dañarlos o averiar sus controles, con la resultante frustración y los costos de reparación y, aunque raramente, hasta puede producir un incendio. Aprenda cómo puede impedir que esto le suceda a usted.


Enlaces Rápidos
¿Pasaría su cocina la prueba de seguridad de alimentos?
9 trampas en las que caen los compradores de casas, y cómo evitarlas
¡Los golpes de sobretensión sí suceden! Cómo proteger los aparatos electrodomésticos de su hogar
 

 

Top>>

¿Pasaría su cocina la prueba de seguridad de alimentos?

¿Qué viene a su mente cuando piensa en una cocina limpia? ¿Pisos encerados brillantes? ¿Piletas de acero inoxidable relucientes? ¿Mesadas inmaculadas y armarios prolijamente organizados?

Todo eso puede ayudar, pero una cocina verdaderamente "limpia"; es decir, una que garantiza la seguridad de los alimentos, no se basa meramente en una buena apariencia, sino también en prácticas seguras de alimentos.

En el hogar, los aspectos de seguridad de alimentos giran alrededor de tres funciones principales: el almacenamiento, el manejo y la preparación de los alimentos. Para comprobar cuán bien usted califica en cada una de estas funciones, complete el cuestionario presentado a continuación y luego siga leyendo para aprender cómo puede hacer las comidas y los refrigerios en su cocina en la forma más segura posible para su salud.

Cuestionario

Elija la respuesta que describa mejor la práctica de su hogar, independientemente de que usted sea o no la encargada principal del manejo de los alimentos.

1. La temperatura del refrigerador de mi casa es de:
a. 50 grados Fahrenheit (10 ° C)
b. 41 grados Fahrenheit (5 ° C)
c. No se, nunca la he tomado.
 

2. La última vez que quedaron restos de guiso o de otra comida con carne roja o blanca, o pescado, la comida fue:
a. Enfriada a temperatura ambiente y luego guardada en el refrigerador.
b. Puesta en el refrigerador inmediatamente después de haberla servido.
c. Dejada a temperatura ambiente toda la noche o incluso más tiempo.
 

3. La última vez que la tubería de drenaje, disposición y conexión de la pileta de la cocina de mi casa fue sanitizada fue:
a. Anoche.
b. Varias semanas atrás.
c. No me acuerdo.
 

4. Si en mi casa utilizamos una tabla de cortar, para cortar carne roja, carne blanca o pescado crudo, y luego queremos cortar otro tipo de alimento:
a. Volvemos a usar la tabla tal como está.
b. Primero limpiamos la tabla con un trapo húmedo.
c. Primero lavamos la tabla con detergente y agua caliente.
d. Primero lavamos la tabla con detergente y agua caliente, y luego la sanitizamos.
 

5. La última vez que comimos hamburguesas en mi casa, comí la mía:
a. Cruda.
b. A medio cocer.
c. Bien cocida.
 

6. La última vez que en mi casa cocinamos galletas:
a. Preparamos la masa con huevos crudos, y yo probé la masa.
b. Compramos la masa ya preparada, y yo la probé.
c. No la probamos hasta que estuvo cocida.
 

7. Limpio la mesada de mi cocina y otras superficies que entran en contacto con alimentos con:
a. Agua.
b. Agua caliente y detergente.
c. Agua caliente y detergente, y luego con una solución de lavandina.
d. Agua caliente y detergente, y luego con un agente sanitizador comercial.
 

8. En mi casa lavamos los platos de la siguiente manera:
a. En un lavavajilla automático, y luego los dejamos secar con el aire.
b. Los dejamos sumergidos en la pileta por varias horas y luego los lavamos con detergente en la misma agua.
c. Los lavamos inmediatamente con agua caliente y detergente en la pileta, y luego los dejamos secar con el aire.
d. Los lavamos inmediatamente con agua caliente y detergente en la pileta, y luego los secamos enseguida con un repasador.
 

9. La última vez que toqué carne roja, carne blanca o pescado crudo, después me limpié las manos de la siguiente manera:
a. Con un repasador.
b. Las enjuagué con agua de la canilla caliente, fría o tibia.
c. Las lavé con agua tibia y jabón.
 

10. En mi casa descongelamos la carne roja, la carne blanca y el pescado de la siguiente manera:
a. Los dejamos sobre la mesada de la cocina.
b. Los colocamos en el refrigerador.
c. Utilizamos el horno a microondas.
 

11. Cuando compro mariscos y pescados frescos:
a. Compro únicamente pescado que está refrigerado o almacenado en hielo.
b. Los llevo inmediatamente a mi casa y los pongo en el refrigerador.
c. A veces los compro directamente de los canastos del pescador local.
 

12. Se que todos, yo inclusive, deberíamos ser especialmente cuidadosos de no comer mariscos o pescados crudos, si tenemos:
a. Diabetes.
b. Infección de SIDA.
c. Cáncer.
d. Enfermedad del hígado.
--------------------------------------------------------------------------------

Respuestas

1. Los refrigeradores deberían estar a 41 ° F (5 ° C) o menos. Por lo tanto, si eligió la respuesta B, otórguese dos puntos. Si eligió otra respuesta, no está sola. Mucha gente no presta atención a la importancia de mantener el refrigerador a una temperatura apropiada.

En muchos hogares, la temperatura del refrigerador está por encima de los 50 grados (10 ° C). Tome la temperatura de su refrigerador con un termómetro y, si es necesario, ajuste el control de temperatura. Es importante mantener la temperatura de su refrigerador a 41 ° F (5 ° C) o menos, porque demora el crecimiento de la mayoría de las bacterias. Aunque esta temperatura no mata las bacterias, evita que se multipliquen, y cuanto menos bacterias hayan, menor la probabilidad de que usted contraiga alguna enfermedad por las mismas. Congelar a cero grados F (menos 18 grados C), o menos, detiene el crecimiento de las bacterias (aunque no mata las ya presentes).

2. La respuesta B es la mejor práctica. Otórguese dos puntos si la eligió.

La comida caliente debería refrigerarse lo antes posible dentro de las dos horas siguientes a su cocción. No guarde la comida si la ha dejado afuera más de dos horas. Tampoco la pruebe, ya que incluso una pequeña cantidad de comida contaminada puede causarle una enfermedad.

Escriba la fecha en que guarda los restos de comidas, de manera que los pueda utilizar dentro de un período seguro de tiempo. En general, no existe peligro en comerlos si se los deja en el refrigerador de tres a cinco días. Si tiene dudas, arrójelos a la basura.

3. Si la respuesta A es la que describe mejor su práctica, sume dos puntos. Otórguese un punto si eligió la respuesta B.

Generalmente, la gente no presta atención a las tuberías de drenaje, disposición y conexión de las piletas de sus cocinas. Sin embargo, estas tuberías deberían ser sanitizadas periódicamente, echando en el drenaje de la pileta una solución compuesta por 1 cucharadita (5 mililitros)  de lavandina con 1 cuarto de galón (aproximadamente 1 litro) de agua, o un agente limpiador comercial, utilizado de acuerdo con las instrucciones del fabricante. En la tubería de drenaje y disposición se quedan adheridas partículas de comida, que, junto con la humedad, crean el ambiente ideal para el crecimiento de bacterias.

4. Si la respuesta D es la que mejor describe su práctica, sume dos puntos.

Si eligió la respuesta A, está violando una importante práctica de seguridad de alimentos: nunca permita que carne roja, carne blanca y pescados crudos entren en contacto con otros alimentos. La respuesta B tampoco es correcta: el lavado inapropiado, como con un trapo húmedo, no saca las bacterias.  Por último, lavar la tabla únicamente con detergente y agua quizás tampoco sea suficiente.

5. Sume dos puntos si eligió la respuesta C.

Si no tiene un termómetro para carne, existen otras maneras de determinar si los mariscos y pescados están bien cocidos:

  • Para pescado, introduzca la punta de un cuchillo filoso en el pescado y presione el cuchillo hacia el costado. Los bordes deben estar opacos y el centro levemente translúcido, y la carne del pescado debe haber comenzado a separarse como en escamas. Cocine el pescado de tres a cuatro minutos más, para que esté bien cocido.
  • Para camarones, langosta y callos de hacha (scallops), verifique el color. Los camarones, y la langosta y los callos de hacha son de color rojo, y su carne se torna opaca perlada. Los callos de hacha se tornan color blanco lechoso u opacos y firmes.
  • Para almejas, mejillones y ostras, observe el punto en que sus caparazones se abren. Hiérvalos de tres a cinco minutos más. Arroje a la basura los que permanecen cerrados.
  • Si utiliza el horno a microondas, gire el plato varias veces para asegurar una cocción pareja. Cocine los mariscos y pescados por el período de tiempo recomendado, y luego verifique su temperatura, en varios lugares, utilizando un termómetro para carne, para asegurarse de que el producto haya alcanzado la temperatura apropiada.

6. Si seleccionó la respuesta A, es posible que se esté exponiendo al peligro de contraer una infección por "Salmonela enteritidis", una bacteria que puede existir en huevos con cáscara. Si cocina el huevo o el producto alimenticio que contiene huevo a una temperatura interna de, por lo menos, 145 ° F (63 ° C) matará la bacteria. Por lo tanto, la respuesta C (comer el producto cocinado), le da dos puntos.

La respuesta B también le da dos puntos. Los alimentos que contienen huevos crudos, como el helado, el batido de torta, la mayonesa y el licor de huevo caseros, representan un riesgo de contraer Salmonela, pero sus contrapartes comerciales no. Los productos comerciales son elaborados con huevos pasteurizados; es decir, huevos que han sido calentados suficientemente como para matar la bacteria, y también pueden contener un agente acidificante que mata la bacteria. Las preparaciones comerciales de masa de galletas no son peligrosas.

Si usted quiere probar la masa o el batido casero, o si desea comer otros alimentos que contienen productos con huevos crudos, considere substituir los huevos crudos por huevos pasteurizados. En el supermercado, los huevos pasteurizados generalmente se encuentran en el refrigerador de los productos lácteos.

Otros consejos para garantizar la seguridad de los huevos:

  • Compre únicamente huevos refrigerados, y manténgalos refrigerados hasta que los cocine y los sirva.
  • Cocine bien los huevos, hasta que la yema y la clara estén firmes, no escurridizas, y revuelva los huevos hasta que no queden rastros de huevo líquido.
  • Cocine bien los platos de pasta y rellenos que contengan huevos.

7. Las respuestas C o D le otorgan dos puntos cada una, y la respuesta B, un punto. De acuerdo con Guzewich, de FDA, la lavandina y los agentes limpiadores comerciales son los mejores sanitizadores, siempre que sean diluidos siguiendo las instrucciones indicadas en el producto. Son los más eficaces en eliminar bacterias. El agua caliente y el jabón hacen un buen trabajo, pero no matan todos los tipos de bacterias. El agua elimina la suciedad visible, pero no las bacterias.

Asimismo, asegúrese de mantener los trapos de lavar y las esponjas limpias, porque cuando están húmedos, acumulan bacterias y pueden promover su crecimiento.

8. Las respuestas A y C valen dos puntos cada una. Las respuestas B y D presentan problemas potenciales. Cuando deja la vajilla sumergida por largo tiempo, "se crea una sopa", dijo Buchanan, de FDA. "La comida que queda en los platos aporta nutrientes a las bacterias. Por lo tanto, éstas se multiplicarán". También dijo que cuando se laven los platos a mano, es mejor lavarlos dentro de las dos horas siguientes de haberlos utilizado. También es mejor dejarlos secar con el aire, de manera de no tocarlos mientras están húmedos.

9. La única práctica correcta es la respuesta C. Otórguese dos puntos si la eligió.

Lávese las manos con agua tibia y jabón durante, por lo menos, 20 segundos, antes y después de tocar comida, especialmente carne roja, carne blanca y pescado crudos. Si tiene una infección o se hace un corte en sus manos, use guantes de goma o de plástico. Con los guantes puestos, lávese las manos con la misma frecuencia que lo haría si no tuviera los guantes, porque en los guantes pueden quedar bacterias. (Cuando use guantes, no es necesario que se los saque y se lave también las manos).

10. Sume dos puntos si eligió la respuesta B o la C. Los expertos en seguridad de alimentos recomiendan descongelar los alimentos en el refrigerador o en el horno a microondas, o colocar el paquete en una bolsa plástica a prueba de agua, sumergida en agua fría, y cambiar el agua cada 30 minutos. Es mejor descongelar los alimentos gradualmente durante la noche, porque ayuda a mantener la calidad de los mismos.

Cuando utilice el horno a microondas, siga las instrucciones indicadas en el paquete del producto. Deje aproximadamente 2 pulgadas (alrededor de 5 centímetros) entre el producto y la superficie interna del microondas, para permitir la circulación del calor. Los productos más pequeños se descongelarán en forma más pareja que los grandes. Los alimentos descongelados en el horno a microondas deben cocinarse inmediatamente después de haber sido descongelados.

No descongele carne roja, carne blanca o pescado en la mesada o en la pileta de su cocina sin agua fría, ya que las bacterias se multiplicarán rápidamente a temperatura ambiente.

Marinee alimentos en el refrigerador, no en la mesada de su cocina. Descarte la marinada después de utilizarla, ya que contiene jugos crudos que pueden contener bacterias. Si desea usar la marinada como salsa, reserve una porción antes de sumergir el alimento crudo.

11. A y B son correctas. Sume dos puntos si eligió una de las dos.

Compre frutos de mar frescos únicamente en lugares de buena reputación, donde guarden sus productos refrigerados o en hielo. Tenga cuidado, por ejemplo, de quienes venden pescado directamente de sus canastos de pesca o desde la parte de carga de sus camiones.

Cuando compre frutos de mar, póngalos inmediatamente en hielo, en el refrigerador, o en el congelador. Otros consejos para elegir frutos de mar que no representen un riesgo para su salud son:

  • No compre frutos de mar cocidos, tales como camarones, cangrejos o pescado ahumado, si están almacenados en el mismo recipiente que el pescado crudo, ya que éste último puede contaminar a los primeros. Por lo menos, asegúrese de que el pescado crudo esté almacenado en un nivel más abajo que el pescado cocido, de manera que los jugos del pescado crudo no fluyan hacia el pescado cocido y lo contaminen.
  • No compre frutos de mar congelados si los paquetes están abiertos, desgarrados o aplastados en los bordes. No elija los paquetes que estén sobre la línea de congelamiento del congelador. Si el paquete es transparente, verifique que el producto no muestre señales de formación de hielo o cristales, ya que éstas pueden significar que el pescado ha estado almacenado por largo tiempo, o que fue descongelado y congelado nuevamente.
  • Los pescadores que pescan por recreación y planean comer sus pescados deberían seguir los informes estatales y locales sobre las áreas pesqueras y comer pescados de ciertas áreas.
  • Al igual que con la carne roja y la blanca, si ha de utilizar los frutos de mar dentro de los dos días siguientes al de su compra, almacénelos en la parte más fría del refrigerador, normalmente debajo del compartimiento del congelador, o en la cubeta especial de la carne. Evite guardarlos apretados con otros productos, y permita que circule aire libremente alrededor del paquete. De lo contrario, envuelva los alimentos en papel para congelador a prueba de humedad, o en papel de aluminio, con el papel bien ajustado, para protegerlos contra filtraciones de aire, y almacénelos en el congelador.
  • Descarte moluscos, tales como langostas, cangrejos, almejas y mejillones, si mueren durante su almacenamiento o si sus caparazones se rajan o rompen. Para saber si un molusco está vivo, golpee suavemente su caparazón y éste se cerrará.

12. Si está siendo tratado por cualquiera de estas enfermedades, o varias otras, debería evitar comer frutos de mar crudos. Otórguese dos puntos si supo una o más de estas enfermedades peligrosas.

Las personas con ciertas enfermedades y problemas de salud deben ser especialmente cuidadosas, porque sus enfermedades, o los medicamentos que toman, pueden ponerlas en serio peligro de enfermarse gravemente o de morirse por comer frutos de mar contaminados.

Entre estas enfermedades se encuentran:

  • Enfermedad del hígado, ya sea por uso excesivo de alcohol, hepatitis viral, o por otras causas, como la hemocromatosis, un trastorno relacionado con el hierro.
  • Diabetes.
  • Problemas estomacales, incluyendo operación previa de estómago y bajo ácido estomacal (por ejemplo, uso de antiácidos).
  • Cáncer.
  • Problemas inmunológicos, incluyendo infección de SIDA.
  • Uso prolongado de esteroides, como para el asma y la artritis.
  • Los adultos de edad avanzada también pueden estar expuestos a mayor riesgo, porque es más común que tengan los problemas mencionados.

Las personas que tengan estas enfermedades o problemas de salud nunca deberían comer frutos de mar crudos, sino únicamente bien cocidos.

--------------------------------------------------------------------------------

Calificación de sus prácticas de alimentos

24 puntos: Tenga confianza en la seguridad de los alimentos que sirve en su hogar.

12 a 23 puntos: Reexamine sus prácticas de seguridad de alimentos. Está violando algunas reglas prácticas.

11 puntos o menos: Corrija inmediatamente las técnicas de manejo, almacenamiento y cocción de alimentos que utiliza en su casa, ya que éstas están poniendo a usted y otros miembros de su familia en peligro de contraer enfermedades.

 

 

Top>>

9 trampas en las que caen los compradores de casas, y cómo evitarlas


"Un enfoque sistematizado del proceso de compra de una vivienda puede ayudarle a evitar estas trampas comunes, permitiéndole no sólo recortar costos, sino también asegurar la casa más apropiada para usted."


No importa de qué lado se mire, comprar una casa es una inversión significativa. Sin embargo, para muchos compradores puede ser un proceso incluso más caro de lo que debería ser, porque muchos caen presas de, por lo menos, algunos de los muchos errores comunes y costosos que los atrapan en:

  • pagar demasiado por la casa que quieren, o
  • perder la casa de sus sueños ante otro comprador, o
  • (peor) comprar una casa no apropiada para sus necesidades.

Un enfoque sistematizado del proceso de compra de una vivienda puede ayudarle a evitar estas trampas comunes, permitiéndole no sólo recortar costos, sino también asegurar la casa más apropiada para usted.

9 trampas en las que caen los compradores.

Este importante informe describe las nueve trampas más comunes y costosas en las que caen los compradores, cómo identificarlas y qué puede hacer usted para evitarlas.

1. Ofertar a ciegas.

¿Qué precio debe ofrecer cuando presenta una oferta por una casa? ¿El precio que pide el vendedor es demasiado alto, o representa una buena inversión? Si no investiga el mercado para saber a qué precios se venden casas comparables a las que usted desea comprar, presentar una oferta sería hacerlo a ciegas. Al desconocer los valores actuales del mercado, usted podría fácilmente presentar una oferta demasiado alta o, por el contrario, dejar de hacer una oferta competitiva por una propiedad que ofrece excelente valor.

2. Comprar una casa no apropiada para sus necesidades.

¿Qué busca en una casa? Una pregunta muy sencilla cuya respuesta puede ser muy compleja. Más de un comprador se ha dejado llevar por la emoción y el entusiasmo del proceso de compra, para luego encontrarse dueño de una vivienda que es demasiado grande o demasiado pequeña, que queda más lejos del lugar de su trabajo que lo que desearía, o que requiere la reparación de más de una docena de cosas que con las que desearía lidiar. Por lo tanto, antes de comprar una casa, tome el tiempo que necesite para definir claramente sus deseos y sus necesidades. Ponga todo por escrito y luego utilice la lista para evaluar cada casa que visite.

3. Título gravado.

Asegúrese, al comienzo de las negociaciones, que la casa que desee comprar no esté afectada con gravámenes, solicitando un certificado de libre deuda. Lo último que deseará descubrir cuando esté por cerrar la transacción es que existen gravámenes sobre la propiedad, tales como gravámenes por impuestos no pagados, propietarios no registrados, servidumbres, contratos de arrendamiento, etc.

4. Plano inexacto de la propiedad.

Como parte de su oferta de compra, asegúrese de solicitar un plano actualizado de la propiedad, que muestre claramente los límites de la misma. Si el plano no es actual, posiblemente no incluya cambios estructurales hechos a la propiedad con posterioridad a la fecha en que fue elaborado (partes anexadas a la casa, una pileta de natación, el cerco del vecino que traspasa el límite de su propiedad, etc.). Clarifique estos aspectos.

5. Arreglos necesarios no divulgados.

No espere que cada vendedor le informe sobre cada detalle de la casa al cual usted deberá prestar atención. Al igual que usted, los vendedores atienden sus propios intereses. Asegúrese de realizar una inspección exhaustiva de la propiedad al principio del proceso de negociación. Considere contratar a un inspector independiente para que revise la casa objetivamente por dentro y por fuera, y haga el contrato final basado en el informe del inspector. El inspector debería proporcionarle un informe de cada ítem que necesite reparación, con el costo aproximado asociado.

6. No obtener la preaprobación del préstamo hipotecario.

La preaprobación del préstamo hipotecario es un trámite rápido y gratis. Teniendo la preaprobación de su hipoteca, usted podrá buscar una casa para comprar con mayor sensación de libertad y seguridad, sabiendo que el dinero estará asegurado cuando encuentre la casa de sus sueños.

7. Incumplimiento del contrato.

Si el vendedor no cumple con todo lo estipulado en el contrato; por ejemplo, no efectúa reparaciones acordadas o cambia el espíritu del acuerdo en alguna forma, eso podría demorar el cierre y la liquidación de la transacción. Acuerde de antemano una suma para un fondo de garantía, para cubrir las situaciones que el vendedor no llegue a cumplir. Prepare una lista de los aspectos acordados, revíselos y verifique si el vendedor ha cumplido con ellos, uno por uno.

8. Costos escondidos.

Asegúrese de identificar y "descubrir" todos los costos (grandes y pequeños) con bastante anticipación. Al momento de cerrar una transacción, puede sorprenderse de encontrar que debe pagar costos por esto o aquello, presentados debajo del renglón "Subtotal de costos", tales como cargas por desembolso del préstamo, costos de subscripción, etc. Entienda estos costos por adelantado, solicitándole a su prestamista que le proyecte todos los costos por escrito.

9. Apresurar el cierre de la operación.

Tome el tiempo que necesite durante esta parte crítica del proceso, e insista en ver todos los documentos involucrados el día anterior a que firme. Asegúrese de que la documentación refleje perfectamente todo lo que usted ha entendido con respecto a la transacción, y que no se haya agregado o quitado nada de lo acordado. ¿Es la tasa de interés la correcta? ¿Está todo cubierto? Si deja esta parte del proceso para el mismo día del cierre de la operación, puede tropezarse con algún obstáculo inesperado a último minuto que, quizás, no pueda solucionar sin comprometer los términos de la negociación, la financiación o, incluso, de la venta misma.

 

 

Top>>

¡Los golpes de sobretensión sí suceden! Cómo proteger
los aparatos electrodomésticos de su hogar

La electricidad que obtiene del enchufe de la pared de su casa se conoce como "120 voltios de corriente alterna". Las empresas de energía eléctrica tratan de mantener el voltaje uniforme. Sin embargo, los rayos, los cortocircuitos, los postes de electricidad derrumbados por autos, o algún otro tipo de accidente, pueden hacer que el voltaje salte a cientos, e incluso miles, de voltios. Esto es lo que los ingenieros llaman un "golpe de sobretensión". Aunque un golpe de sobretensión dura sólo unos pocos millones de segundo (el "parpadeo de un ojo" es miles de veces más largo que un golpe típico de sobretensión), es suficiente como para arruinar o averiar sus aparatos electrodomésticos.

¿Que puede hacer un golpe de sobretensión a sus aparatos electrodomésticos?

Sus electrodomésticos están diseñados para operar con el suministro normal de energía de 120 voltios de corriente alterna, con cierta tolerancia en más o en menos. Cualquier golpe de sobretensión puede dañarlos o puede averiar sus controles, con la resultante frustración y costos de reparación y, aunque raramente, hasta puede producir un incendio.

Perturbaciones

Normal - Este es el voltaje que todos dan por sentado, cada segundo, minuto, hora y día del año. Sin embargo, ocasionalmente, por un corto período de tiempo...

el voltaje cae por debajo de su nivel normal: una caída de tensión. Es raro que las caídas de tensión dañen los aparatos electrodomésticos, pero pueden hacer que caiga una computadora, confundir a algunos relojes digitales y hacer que la vídeograbadora pierda los puntos en que fue regulada.

Lo opuesto a una caída se llama ola: un incremento de corta duración en el voltaje de la línea de corriente eléctrica, que puede perturbar la operación normal de los aparatos electrodomésticos sensibles, e incluso puede dañarlos, si la ola es muy grande o dura mucho tiempo.

El ruido es una palabra capciosa, utilizada algunas veces para describir perturbaciones muy pequeñas y persistentes, las cuales no tienen efectos dañinos pero pueden ocasionar molestias.

Está, por supuesto, la perturbación máxima: un corte de electricidad, es decir, la falta total de energía eléctrica.

Aunque estas perturbaciones difieren de los golpes de sobretensión, debemos mencionarlas, porque sus soluciones generalmente son distintas. Como veremos más adelante, existen disponibles algunos dispositivos que pueden ayudar a superar los dos tipos mencionados de perturbaciones para los aparatos electrodomésticos sensibles de su hogar.

Su casa contiene toda clase, tipo o estilo de aparatos electrodomésticos. Entre éstos están no sólo los tradicionales que le ayudan en sus tareas domésticas, sino también los aparatos electrónicos de entretenimiento, la computadora, los teléfonos inteligentes, los sistemas de control (termostatos, puertas de garaje, etc.), y todos los dispositivos que van apareciendo en el mercado.

Cada vez más los aparatos electrodomésticos tradicionales de su hogar dependen de controles electrónicos muy sofisticados. Por esta razón, pueden ser muy sensibles a los golpes de sobretensión (así como también a las interrupciones del suministro de energía eléctrica).

Para saber qué tipos de aparatos pueden dañarse o presentar problemas, puede describirlos en términos generales, dependiendo de sus conexiones: electricidad, teléfono, cable o antenas. Cada una de estas conexiones ofrece un paso a través del cual puede ingresar un golpe de sobretensión, algo que puede pasarse por alto cuando se dice que la causa del daño es un "golpe de sobretensión".

El primer tipo comprende los aparatos electrónicos conectados únicamente al suministro de electricidad, como una computadora sin módem, una televisión con antena en forma de V, una vídeograbadora no conectada al servicio de televisión por cable, una radio eléctrica, un horno a microondas, etc. Proteger estos aparatos contra un golpe de sobretensión no es particularmente difícil y, en muchos casos, los mismos ya traen protección incorporada de fábrica.

El segundo tipo, que requiere más protección, comprende los aparatos electrónicos que funcionan con electricidad y que, además, están conectados a un sistema externo de comunicaciones: el teléfono, el cable de televisión o el receptor satelital. Una situación un poco distinta, que también amerita atención, es la de los aparatos conectados a un sistema de control interno, como un abridor automático de puerta de garaje, una alarma contra incendio o intrusos, regadores automáticos, o un intercomunicador.

Más adelante examinaremos por qué los dos tipos de aparatos son susceptibles a distintos riesgos de ser dañados, y describiremos los diferentes métodos de protección necesarios.

¿De dónde provienen los golpes de sobretensión?

Hay dos fuentes de origen de los golpes de sobretensión que tienen lugar en su sistema de suministro de electricidad: los rayos y los dispositivos de encendido y apagado.

Los golpes de sobretensión por rayos ocurren cuando un rayo cae entre una nube y objetos ubicados en tierra. El efecto resultante puede ser directo (la inyección directa de la corriente del rayo en el objeto) o indirecto (la inducción de corriente en circuitos eléctricos).

Examinaremos maneras de proteger sus aparatos electrodomésticos contra los golpes de sobretensión ocasionados por rayos, que ingresan a su casa a través de cables (de electricidad, teléfono, cable, etc.). Para proteger su casa contra los efectos directos de los rayos debe instalar barras pararrayos debidamente conectadas a tierra. Cabe mencionar que las barras pararrayos protegen la estructura de una casa y evitan incendios, pero no impiden los golpes de sobretensión en los cables.

Los efectos directos de los rayos se limitan al objeto golpeado por el rayo y sus alrededores. Aunque estas situaciones ocurren raramente, casi siempre sus efectos son mortales para los seres humanos o los árboles. Los sistemas eléctricos bien protegidos pueden sobrevivir un golpe directo, quizás con ciertas perturbaciones momentáneas (parpadeo de luces y computadoras que se apagan y vuelven a prenderse durante una tormenta de rayos). La frase clave es, por supuesto, "bien protegidos". Con esta información usted podrá asegurarse de que el sistema eléctrico de su casa esté bien protegido.

Los efectos indirectos de los rayos son menos dramáticos que los de un golpe directo, pero pueden tener largo alcance, por propagación alrededor del objeto golpeado o a lo largo de líneas eléctricas, o del sistema de cables telefónicos o del de cable de televisión. Desde el punto de vista de quienes habitan una casa, la apertura no deseada de la puerta del garaje, o un golpe de sobretensión proveniente del suministro eléctrico durante una tormenta de rayos, serían situaciones consideradas como efectos indirectos.

Los golpes de sobretensión por encendido o apagado tienen lugar cuando se prenden o apagan las cargas eléctricas en una vivienda, así como también por las operaciones normales de la empresa de electricidad. A menudo se da la analogía del "choque de agua", que puede ocurrir en la tubería de agua si se cierra muy rápido una canilla: la corriente eléctrica que fluye en los cables trata de fluir por un período corto de tiempo después de haberse encendido el dispositivo de luz, produciendo un golpe de sobretensión en el cable, tal como la subida de presión en la tubería de agua.

¿Con qué frecuencia ocurren, cuánta distancia viajan, y cuán graves son?

Entonces... ¡Los golpes de sobretensión pueden suceder y, efectivamente, suceden!

Trataremos de responder estas preguntas (¿Con qué frecuencia ocurren, cuánta distancia viajan antes de alcanzar a sus electrodomésticos, cuán graves son?) lo mejor posible, de manera que usted pueda dar el paso siguiente: tomar riesgos calculados o hacer una inversión razonable en algún tipo de protección adicional. Existen varias formas de obtener protección contra los golpes de sobretensión, desde la simple compra de un dispositivo enchufable, en un negocio de artículos electrónicos, hasta la instalación de dispositivos protectores para toda la casa, por un electricista o la empresa de suministro de electricidad.

¿Con qué frecuencia ocurren?

Usted es la persona más indicada para contestar esta pregunta si ha vivido en su barrio por varios años. La caída de rayos no sigue un patrón fijo, pero un rayo puede caer sobre el mismo lugar más de una vez. Existen ahora medios sofisticados para registrar golpes individuales de rayos; las empresas de electricidad y otros negocios estudian los datos para poder tomar mejores decisiones sobre los riesgos y las necesidades de inversión en esquemas de protección. La razón de mencionar "varios años en su barrio" es que la frecuencia de golpes de rayos varía con los años y la sección del país donde vive.

¿Cuánta distancia viajan, cuán graves son?

Las respuestas a estas dos preguntas están relacionadas: un golpe de rayo cercano tiene consecuencias más graves que otro, de la misma magnitud, que ocurre más lejos. También hay un rango amplio de gravedad del golpe mismo. Es raro que suceda un golpe muy grave o uno muy leve, sino que la mayoría de las veces el golpe corresponde a la mitad del rango (una corriente de aproximadamente 20.000 amperios por un corto período de tiempo, siempre más corto que el parpadeo de un ojo).

¿Riesgo calculado o protección?
¿Qué prefiere?:

Una gran pila de cuentas a pagar por reemplazar su computadora desprotegida, si y cuando un rayo u otro tipo de golpe de sobretensión la destroce, o...

Unas pocas cuentas a pagar por la compra de un "protector contra golpes de sobretensión", para tener tranquilidad mental y protección eficaz.

Si examina el tema desde este punto de vista, probablemente sea una elección fácil y, casi con seguridad, salga a buscar un "protector contra golpes de sobretensión" o algún dispositivo con un nombre similar, que haga el mismo trabajo, como explicamos a continuación.

¿Qué hay en un nombre?

Cuando visite el negocio de computadoras o de artículos electrónicos, querrá pedir algo que proteja a sus aparatos contra los golpes de sobretensión, pero... ¿Cómo se llama ese dispositivo? Los dispositivos que pueden protegerlo contra golpes de sobretensión se llaman, en términos de ingeniería, "dispositivos protectores contra golpes de sobretensión", pero eso suena demasiado técnico para cierta gente.

Un nombre que las personas en general parecen recordar es "amortiguador de golpes de sobretensión", con diversos nombres de marcas. Los laboratorios que prueban la seguridad de los productos eligieron llamarlos "Amortiguadores de golpes de voltaje momentáneos" (Transient Voltage Surge Suppressor), y posiblemente encuentre el producto listado bajo ese nombre o su acrónimo (TVSS). Siempre asegúrese de que el producto haya sido probado por una organización de prueba de seguridad de productos, como UL, ETL, o CSA, de acuerdo con las instrucciones de sus etiquetas.

En realidad, no puede eliminarse por completo un golpe de sobretensión, ni tampoco puede "frenarse" (aunque su empresa de electricidad utiliza dispositivos que llaman "detenedores de golpes de sobretensión" para proteger sus sistemas). Lo que estos dispositivos de protección hacen no es ni detener ni eliminar un golpe de sobretensión, sino simplemente desviarlo a la conexión a tierra, donde no puede causar daños.

Decisiones, decisiones

Los protectores contra golpes de sobretensión vienen en distintas formas y para muchos propósitos, no sólo la clase que se enchufa, que usted encontrará en los negocios que venden artículos electrónicos. Los protectores pueden instalarse de distintas maneras en su suministro de energía eléctrica: pueden ser del tipo "enchufe y haga funcionar", puede instalarlo usted mismo, puede contratar un electricista certificado, o incluso puede llamar a su empresa de electricidad para que instale el dispositivo. A continuación describimos sus opciones, y quién hace cada una:

  • Comprar uno o más protectores contra golpes de sobretensión, del tipo enchufable.
  • Instalar un protector contra golpes de sobretensión en el panel de ingreso del servicio eléctrico.
  • Pedir a la empresa de electricidad que instale un protector contra golpes de sobretensión al costado del medidor.
Protectores contra golpes de sobretensión del tipo enchufable

Esta es la solución más fácil. Los negocios ofrecen una amplia variedad de marcas. Estos dispositivos vienen en dos formas: una caja que se enchufa directamente en un enchufe de pared, o una barra con un cable eléctrico y varios enchufes. Dependiendo del aparato que desea proteger, podrá comprar un dispositivo simple, enchufable, para corriente alterna, o un protector combinado, más complejo, para corriente alterna y teléfono o cable. Sin embargo, antes de comprar el protector apropiado, debe considerar algunos detalles.

Hay otra decisión que tomar, referente a cómo un protector contra golpes de sobretensión proveerá energía al aparato que desea proteger, si el elemento protector fallara bajos casos extremos de exposición a un gran golpe de sobretensión o un gran oleaje de tensión. La mayoría de los protectores están equipados con cierta clase de fusible que se desconectará en caso de falla. Sin embargo, esta desconexión puede funcionar de dos formas distintas, dependiendo del diseño del protector: algunos cortarán completamente la energía de salida; otros desconectarán el elemento que falló pero mantendrán la energía de salida.

¿Abandonar sus tareas y estar protegido, o continuar?

Para usted, es una cuestión de elección: ¿Desearía mantener la energía que llega a su electrodoméstico, pero sin protección contra golpes de sobretensión? ¿O preferiría mantener la protección; es decir, que el protector corte el suministro de energía que va a su electrodoméstico, si la función protectora fallara? Para tomar una decisión inteligente, debe saber con cuál de las dos posibilidades está diseñado el protector que busca.

¿Qué le dicen las luces?

Para ayudar a los consumidores a saber qué sucede adentro de un protector contra golpes de sobretensión, muchos fabricantes proveen cierta forma de indicación, generalmente colocando una o más luces piloto en el dispositivo. Desafortunadamente, estas indicaciones no están estandarizadas, y el significado puede ser confuso, entre una, dos e, incluso, tres o cuatro luces, donde no siempre es claro qué significan sus colores. ¡Lea las instrucciones!

Más decisiones...

Hasta el momento, hemos examinado los protectores del tipo enchufable, porque son los más fáciles de instalar y no requieren los servicios de un electricista. Los otros dos lugares posibles en los cuales se puede instalar un protector son: el panel del servicio eléctrico y el enchufe del medidor.

Protectores contra golpes de sobretensión instalados en el panel del servicio eléctrico

En vez de utilizar varios protectores enchufables (a veces se recomienda uno para cada aparato sensible), puede instalar un protector en el panel del servicio eléctrico de su casa (también llamado "entrada del servicio" o "caja de interruptores"). La idea es que con un dispositivo pueden protegerse todos los electrodomésticos de su casa, quizás con unos pocos protectores enchufables para los aparatos más sensibles. Hay dos tipos de protectores para paneles de servicio eléctrico: los que se incorporan al panel y los que se instalan afuera del panel.

Algunos fabricantes de paneles de servicio eléctrico también ofrecen un protector de instalación a presión, que ocupa el espacio de dos interruptores (asumiendo que el panel tiene espacios vacíos), y que puede ser instalado fácilmente por el dueño de casa o un electricista. Sin embargo, este tipo de protector presenta dos limitaciones o condiciones:

Los protectores de instalación a presión generalmente pueden instalarse en un panel de servicio eléctrico del mismo fabricante (posiblemente de acuerdo con el modelo o la antigüedad del panel).

Para instalar  el protector de instalación a presión, es necesario retirar el panel frontal (apague el interruptor principal antes de hacer esto). La mayoría de las ciudades tienen códigos que permiten al dueño de casa hacer esta tarea, bajo ciertas condiciones. Verifique con sus autoridades locales si le permiten hacer esta tarea. De lo contrario, contrate a un electricista certificado para que haga la instalación. Otros protectores ya vienen listos para ser conectados al panel del servicio eléctrico, ya sea adentro o al costado del panel. Mejor deje esta clase de instalación a un electricista certificado.

En el enchufe del medidor

Posiblemente la empresa de electricidad de su área ofrezca, a manera de opción, instalar un protector con un adaptador especial, entre el medidor de electricidad y su enchufe (la banda oscura en la burbuja de la foto). Sin embargo, este tipo de dispositivo y su instalación están fuera de cuestión como un proyecto "hágalo usted mismo", y requerirá cooperación por parte de la empresa de electricidad, si ofrecen el programa.

Otros tipos de protectores contra golpes de sobretensión, para el exterior, pueden instalarse cerca del medidor. Este tipo de instalación debe hacerla un electricista certificado.

Lista de verificación

Antes de tomar una decisión con respecto a cómo proteger sus aparatos electrodomésticos, existen otros puntos a considerar.

¿Dónde vive?

Esta es una pregunta importante, porque el tipo de vivienda afecta, en cierta medida, cuán grave puede ser su problema de golpes de sobretensión. En cierta forma simplificada, considere tres categorías, de acuerdo con la forma en que han sido instalados sus servicios:

  • Casa independiente con conexiones de cables de electricidad y teléfono y/o cable de televisión en extremos opuestos de la casa. Este es el peor arreglo posible de todos, pero no se preocupe, hay una forma de compensar esta situación desafortunada, como veremos más adelante.
  • Cada independiente, con todos los servicios (electricidad, cable de televisión, teléfono) conectados a un mismo lado de la casa.
  • Casa adosada o edificio de apartamentos, con los servicios conectados al edificio en un punto y distribuidos a las diversas unidades de vivienda (aproximadamente el mismo caso que la casa independiente con todos los servicios del mismo lado).
¿Qué aparatos electrodomésticos utiliza?

Desde el punto de vista de protección contra los golpes de sobretensión, hay cuatro clases de aparatos electrodomésticos. A continuación presentamos ejemplos de los mismos, por orden de mayor sensibilidad a los golpes de sobretensión, debido a la naturaleza o a la exposición de los mismos:

  • Aparatos accionados con motores y de calentamiento.
    Lavadoras (de vajilla y ropa), procesadores de alimentos, herramientas eléctricas, motores para ventilación y calentamiento, bombas, etc.
    Calentadores de agua, calentadores de espacios, tostadores, bombas de luz incandescentes.
  • Electrodomésticos electrónicos autoestables.
    Computadoras sin módem, radios eléctricas, televisores con antenas en forma de V. Lámparas fluorescentes compactas y lámparas fluorescentes modernas tipo tubo.
  • Electrodomésticos conectados a sistemas de comunicaciones.
    Computadoras con módem, televisor con cable o antena satelital, Máquinas de fax, contestadoras telefónicas, grabadoras de mensajes telefónicos.
  • Sistemas de señales.
    Alarmas contra intrusos, abridores de puertas de garajes, regadores de jardines, intercomunicadores.

Examinemos rápidamente cada uno de los cuatro tipos de aparatos electrodomésticos mencionados, y veamos cuáles necesitarían cierta forma de protección contra golpes de sobretensión.

Electrodomésticos accionados con motor y de calentamiento

Cada una de estas dos categorías pueden incluir dos o más clases, dependiendo del tipo de control utilizado.

  • Control mecánico (dispositivo de encendido/apagado, control giratorio, etc.), teclado no sofisticado, u otro tipo de control electrónico.
  • Control electrónico (operación programable, teclado, visor, etc.).

Los aparatos electrodomésticos con controles mecánicos generalmente son insensibles a los golpes de sobretensión y, supuestamente, soportan los golpes típicos de sobretensión que tienen lugar en las viviendas residenciales. Casos extremos, como el golpe directo de un rayo sobre el edificio o sobre los cables de electricidad, muy cercanos, podrían causar daños.

Los electrodomésticos con controles electrónicos pueden ser más susceptibles a daños que los que tienen controles mecánicos. Menos traumático, aunque igualmente perturbador, puede ser el desperfecto de la memoria de los electrodomésticos programables. Sin embargo, se ha avanzado en este tema y actualmente muchos aparatos vienen con más protección incorporada.

Otra diferencia que cabe mencionar son los electrodomésticos que están permanentemente conectados, en oposición a los que se utilizan intermitentemente. El riesgo de que suceda un golpe de sobretensión con efectos dañinos en el momento en que se utiliza un aparato de uso intermitente es mucho menor que en el caso de un electrodoméstico que se utiliza todo el tiempo.

¿Qué clases de electrodomésticos?

Electrodomésticos electrónicos

Las empresas proveedoras de energía eléctrica a veces incluyen información en sus facturas mensuales sugiriendo desconectar los electrodomésticos cuando se aproxima una fuerte tormenta de rayos. Sin embargo, si usted no está en su casa en ese momento, la sugerencia no es de gran ayuda. Si, por otro lado, usted está en su casa, desconectar la electricidad de un electrodoméstico que queda conectado a una línea telefónica o al cable de televisión puede no ser la mejor idea, ya que perdería la conexión a tierra del electrodoméstico, normalmente provista por el cable de electricidad, y podría tener un problema de seguridad si ingresara un golpe de sobretensión a través del cable telefónico o del cable de televisión.

Esta información le ayudará a hacer las elecciones que mejor satisfagan sus necesidades de protección contra los golpes de sobretensión. Para hacer la elección correcta, es útil destacar que hay dos tipos de electrodomésticos electrónicos, cada uno de los cuales puede requerir un tipo distinto de protector contra los golpes de sobretensión. Los dos tipos de electrodomésticos electrónicos son:

  • De conexión simple, para proveer electricidad al sistema.
  • De conexión doble: electricidad y comunicaciones.
Conexiones simples

Ejemplos de aparatos electrónicos de conexión simple son un televisor con antena en forma de V, un receptor radial portátil, una computadora sin módem ni impresora remota, una lámpara compacta fluorescente, etc. En esta categoría también encontramos los teléfonos antiguos, conectados únicamente al sistema telefónico.

La mayoría de estos aparatos tienen un enchufe de contacto doble, que es su única conexión al sistema eléctrico. Para el televisor, un protector sencillo para corriente alterna, tipo enchufable, en el cable de electricidad, sería suficiente. Para la lámpara, el costo de un protector contra golpes de sobretensión sería mayor que el costo de reemplazar la lámpara si ésta resultara dañada por un golpe de sobretensión y, por lo tanto, no se justificaría.

Conexiones dobles

Este tipo de aparato electrodoméstico es otro tema. Ejemplos típicos serían una computadora con un módem, un sistema de vídeo con conexión a cable o satelital, un sistema telefónico directamente accionado desde un enchufe de electricidad (los aparatos con un enchufe adaptador grande y un cable delgado con una ficha que se conecta al aparato generalmente tienen suficiente aislación interna contra los golpes de sobretensión).

El problema de los golpes de sobretensión con este tipo de aparatos es que cualquier golpe de sobretensión que provenga de uno de los dos sistemas (electricidad o comunicaciones) puede dañar el aparato, debido a una diferencia en el voltaje entre los dos sistemas cuando ocurre el golpe. Esto puede suceder incluso cuando cada sistema cuenta con un protector contra golpes de sobretensión. Afortunadamente, existe un tipo especial de protección contra este problema, como describimos a continuación.

Igualando las diferencias

Una solución simple al problema de diferencias de voltaje para los aparatos electrodomésticos de conexión doble consiste en instalar un protector especial contra golpes de sobretensión, que incorpora, en el mismo paquete, una combinación de conexiones de entrada/salida para los dos sistemas. Cada conexión (electricidad y comunicaciones) es alimentada a través del protector, el cual se instala entre los enchufes de la pared y el punto de entrada de energía del aparato que se desea proteger. Este tipo de protector puede comprarse en los negocios de venta de computadoras y artículos electrónicos, y en la sección eléctrica de los negocios que venden artículos para construir casas.

Además de su descripción en sus envoltorios de venta, este tipo de protector puede reconocerse por la presencia de un par de fichas de teléfono o conectores coaxiales de vídeo, además de los enchufes de electricidad. Algunos modelos pueden tener los tres en el mismo paquete. Unas pocas palabras de advertencia: (1) Lea cuidadosamente las instrucciones o las indicaciones, para saber cuál es el cable que va conectado al teléfono y cuál es el que va conectado a la pared. Es importante que se fije, antes de que compre el producto, si los enchufes de la pared de su casa están preparados para cables de contacto triple. Algunos de estos protectores combinados pueden no operar muy bien si se los enchufa en un enchufe de contacto doble utilizando un adaptador (algunos protectores tienen una luz indicadora del estado de operación).

No sólo los golpes de sobretensión

Entre otras perturbaciones de las líneas eléctricas, mencionamos brevemente al principio las caídas y los cortes de tensión. Seguramente está bien familiarizado con los cortes de energía que pueden ocurrir por diversas razones que sobrepasan el control de la empresa de servicios eléctricos. Las caídas de tensión (la disminución del voltaje de la línea por un tiempo breve) pueden ser más sutiles y ocurren con mayor frecuencia que los cortes de energía. Notará una caída de tensión cuando las luces de su casa se atenúen momentáneamente, los relojes digitales o los controles de su vídeograbadora parpadeen, o cuando su computadora se apague y vuelva a prenderse, posiblemente perdiendo algunos datos en los que estaba trabajando.

Los usuarios industriales y comerciales, las instalaciones de cuidado de la salud y otros sistemas críticos han utilizado, por muchos años, un dispositivo llamado "suministro ininterrumpible de energía" (Uninterruptible power supply - UPS), que provee energía continua cuando sucede una caída de tensión, o durante la primera porción de un corte extenso de energía (tras la cual comenzaría a operar el generador de energía local independiente).

La irritación causada por las caídas de tensión y los cortes de energía ha creado un mercado masivo para aplicaciones para el consumidor general, quien tiende a considerarlas económicas, cuando las ve como una protección contra estas perturbaciones molestas (aunque no dañinas). En muchos casos, estas aplicaciones vienen con protección incorporada contra golpes de sobretensión, a manera de bono. Estos UPSs para el consumidor general tienen una batería pequeña, la cual es suficiente para atravesar sin problemas una caída de tensión o un corte de energía. Algunos modelos también incluyen el programa computarizado para apagar una computadora en una secuencia ordenada, en el caso de un corte de energía extenso.

Golpes de sobretensión en otros sistemas

Hasta este momento hemos examinado los golpes de sobretensión en las líneas de energía únicamente, o en una combinación de líneas de energía y comunicaciones. También pueden suceder golpes de sobretensión de una clase un poco distinta, en partes de otros sistemas eléctricos que no involucran directamente una línea de electricidad. Ejemplos de estos sistemas son: la antena para un abridor remoto de puerta de garaje, los cables de los sensores de un sistema de alarma, y la parte de señal de vídeo de un receptor de una pantalla satelital. En estos sistemas, los golpes de sobretensión ocurren como resultado de golpes de rayos cercanos.

Los sistemas que acabamos de mencionar no han sido sujetos de estándares para protección contra golpes de sobretensión, tanto como lo han sido los sistemas de energía eléctrica y telefónicos. Además, los dispositivos de protección para estos otros sistemas no se consiguen tan fácilmente. Es más difícil ofrecer una guía bien definida con respecto a protección contra golpes de sobretensión para estos sistemas. Aplicar esquemas preventivos de protección contra golpes de sobretensión, para un sistema existente, puede ser una tarea difícil cuando se desconoce la sensibilidad del sistema a los golpes de sobretensión. Cuando considere la instalación de un nuevo sistema, sería una buena idea hacer preguntas específicas sobre el mismo, antes de que firme el contrato.

Protección para otros sistemas

Algunos códigos o prácticas dirigidas a proveer seguridad para las personas, cuando se las aplica correctamente, también pueden proporcionar cierta protección a los equipos.

Por ejemplo, la práctica general de las empresas telefónicas es proveer un protector contra golpes de sobretensión como parte de sus servicios, en el punto donde la línea telefónica ingresa a la casa (en áreas urbanas con gran densidad poblacional, el Código Nacional de Electricidad permite una excepción). Este protector se conoce como el "dispositivo de interfaz de red" (Network Interface Device - NID), al cual encontrará instalado afuera de su casa.

Otro ejemplo de requisitos de códigos son los sistemas de cable de televisión, para los cuales el Código Nacional de Electricidad requiere prácticas adecuadas orientadas a la seguridad. El problema, sin embargo, es que en muchos casos el equipo de vídeo igual puede resultar dañado por diferencias de voltaje.

Con la creciente popularidad de los receptores satelitales de pantalla pequeña, también ha aumentado la instalación por parte del usuario mismo. Las instrucciones típicas para la instalación de estos sistemas muestran cómo hacer las conexiones, por ejemplo en una figura. Lo que la figura no muestra es la necesidad de proveer un protector combinado para energía eléctrica, teléfono y cable.

Una bomba de agua instalada afuera de la casa presenta un doble reto: proteger al motor de la bomba contra golpes de sobretensión, y proteger el cableado de la casa contra golpes de sobretensión que pueden ingresar a la casa a través de la línea que acciona la bomba. La primera protección generalmente viene incorporada, en el caso de las bombas modernas sumergibles. La segunda protección debe proveerse por medio de un protector contra golpes de sobretensión, instalado en el punto donde la línea de electricidad que acciona la bomba sale de la casa, usando protectores similares a los aplicados en la entrada de servicio de la línea de electricidad.

Los sistemas de alarma contra intrusos, que utilizan cables entre los sensores y su unidad de control central pueden descomponerse, y en algunos casos dañarse, por el golpe de un rayo sobre la casa. Los cables necesarios para este tipo de instalación se extienden a todos los puntos de la casa y actúan como un sistema de antena que colecta la energía del campo generado por el golpe del rayo. La protección debería estar incorporada en el diseño del sistema, en vez de que la agregue el dueño más adelante. Los sistemas sin cables son más sensibles que los sistemas con cables.

 

 

 

Top>>