Cada mes publicamos una serie de artículos de interés para propietarios de viviendas -- consejos para ahorrar dinero, listas para verificar la seguridad de su casa, consejos para mejorar su propiedad, secretos internos de la industria de bienes raíces, etc. Ya sea que actualmente esté "en el mercado", o no, esperamos que encuentre útil esta información. Por favor, siéntase libre de pasar estos artículos a otros miembros de su familia y amigos.

Edición No. 1222
INFORME DESTACADO

Cómo elegir un nuevo calentador de agua
Muchos propietarios esperan hasta que sus calentadores de agua fallen para comprar uno nuevo.
Como entonces están apurados para volver a tener agua caliente, generalmente no tomar el tiempo necesario para investigar cuál es la unidad más eficiente en términos de energía para sus necesidades específicas. Esto es lamentable, porque el costo de comprar y operar un calentador de agua puede variar en gran medida, dependiendo del tipo, la marca y el modelo elegido, y la calidad de la instalación. Para evitar esta situación, sería mejor si hiciera un poco de investigación ahora, antes de enfrentar una compra de emergencia.
Familiarícese ahora con las opciones que le permitirán tomar una decisión informada cuando tenga que comprar un nuevo calentador de agua.

También este mes...
11 cosas que debe saber para cuando encuentre la casa que desea comprar
Una vez que haya tomado la decisión de comprar una vivienda, deberá tomar en consideración diversos aspectos. La compra de su casa será una de las compras más significativas que usted hará en su vida. El informe "11 cosas que debe saber cuando encuentre la casa que desea comprar" puede facilitar su proceso de compra.


 
 

Proteja su casa contra incendios y el monóxido de carbono
Cada año miles de personas mueren por causa de incendios. La mayoría de las muertes por incendios residenciales ocurren como resultado de la inhalación de gases tóxicos, no del contacto con las llamas. La tragedia es que muchas de estas muertes podrían prevenirse tomando unas pocas precauciones.
Enlaces Rápidos
Cómo elegir un nuevo calentador de agua
11 cosas que debe saber para cuando encuentre la casa que desea comprar
Proteja su casa contra incendios y el monóxido de carbono
 

 

Top>>

Cómo elegir un nuevo calentador de agua

Muchos propietarios esperan hasta que sus calentadores de agua fallen para comprar uno nuevo. Como entonces están apurados para volver a tener agua caliente, generalmente no tomar el tiempo necesario para investigar cuál es la unidad más eficiente en términos de energía para sus necesidades específicas. Esto es lamentable, porque el costo de comprar y operar un calentador de agua puede variar en gran medida, dependiendo del tipo, la marca y el modelo elegido, y la calidad de la instalación. Para evitar esta situación, sería mejor si hiciera un poco de investigación ahora, antes de enfrentar una compra de emergencia. Familiarícese ahora con las opciones que le permitirán tomar una decisión informada cuando tenga que comprar un nuevo calentador de agua.

Tipos disponibles de calentadores de agua

Actualmente existen los siguientes tipos de calentadores de agua: de almacenamiento de agua convencionales, por demanda de agua, con bomba de calor, tipo serpentina sin tanque de almacenamiento, indirecto y solar. También hay disponibles calentadores de agua que pueden conectarse a su sistema de calefacción general de su hogar.

Calentadores de almacenamiento de agua

Los calentadores de almacenamiento de agua convencionales pueden funcionar con los siguientes tipos de combustible: electricidad, gas natural, aceite y propano. Sus tamaños varían de 20 a 80 galones (75,7 a 302,8 litros). Este tipo de calentador de agua funciona liberando agua caliente desde la parte superior del tanque, cuando se abre cualquier cañilla de agua caliente. Para reemplazar el agua caliente liberada, ingresa agua fría en la parte inferior del tanque, asegurando que el tanque esté siempre lleno. Como el agua es calentada constantemente en el tanque, puede desperdiciarse energía incluso cuando no se abre ninguna canilla de agua caliente. Esto se denomina pérdida de calor en espera. Los modelos más eficientes en materia de energía pueden reducir significativamente la cantidad de pérdida de calor en espera, por lo cual son más económicos de operar.

Calentadores por demanda de agua

Los calentadores por demanda de agua (o instantáneos) permiten eliminar por completo las pérdidas de calor en espera y reducir el consumo de energía entre un 20% y un 30%, ya que no tienen tanques de almacenamiento de agua. Corre agua fría a través de una tubería, hacia la unidad, y un calentador de gas o un elemento eléctrico calienta el agua únicamente cuando se la necesita. Con estos sistemas, usted nunca se queda sin agua caliente. Sin embargo, los calentadores por demanda de agua tienen una desventaja potencial: tasa limitada de flujo. Normalmente, los calentadores por demanda proveen agua caliente a una tasa de 2 a 4 galones (7,6 a 15,2 litros) por minuto. Esta tasa de flujo puede ser suficiente si su familia no utiliza agua caliente en más de un lugar de la casa (ej.: bañarse y usar el lavarropa al mismo tiempo). Para satisfacer la demanda de agua cuando se utiliza más de una canilla al mismo tiempo, los calentadores por demanda pueden instalarse en secuencia paralela. Aunque los calentadores por demanda accionados con gas tienden a tener mayores tasas de flujo que los eléctricos, pueden desperdiciar energía cuando no calientan agua pero mantienen la luz de su piloto prendida. Sin embargo, la cantidad de energía consumida por la luz del piloto es muy pequeña.

Calentadores de agua con bomba de calor

Los calentadores de agua con bomba de calor utilizan electricidad para mover calor de un lugar a otro, en vez de generar calor directamente. Para calentar el agua en los hogares, los calentadores con bomba de calor funcionan como los refrigeradores, pero al revés. Los calentadores con bomba de calor pueden comprarse como unidades integrales con tanques de almacenamiento de agua incorporados, o como unidades adicionales, que pueden incorporarse a un calentador de agua existente. Estos sistemas tienen un alto costo inicial. También requieren instalación en lugares que permanezcan dentro de un rango de temperatura de 40° a 90°F (4,4° a 32,2°C) durante todo el año y que haya, por lo menos, 1000 pies cúbicos (28,3 metros cúbicos) de espacio libre alrededor del calentador de agua. Para que operen más eficazmente, se los debe instalar en áreas que tengan exceso de calor, como el cuarto donde está instalado el sistema de calefacción. No funcionan bien en lugares fríos.

Calentadores de agua tipo serpentina sin tanque e indirectos

El sistema de calefacción del hogar también pueden utilizarse para calentar agua. Los dos tipos de calentadores de agua que utilizan este sistema son el calentador tipo serpentina sin tanque y el indirecto. El calentador de agua tipo serpentina sin tanque no requiere tanque de almacenamiento de agua separado, porque el agua es calentada directamente adentro de la caldera, en un sistema de calefacción hidrónico (es decir, de agua caliente). Cuando se abre una cañilla de agua caliente, el agua fluye a través de un intercambiador de calor presente en la caldera. Durante los meses más fríos, este tipo de calentador de agua funciona bien, porque el sistema de calefacción se utiliza regularmente. Sin embargo, el sistema es menos eficiente durante los meses más calurosos y en climas más cálidos, cuando se utiliza menos la caldera. Con un calentador de agua tipo indirecto se necesita un tanque de almacenamiento de agua separado. Al igual que el calentador tipo serpentina, el calentador de agua indirecto circula el agua a través de un intercambiador de calor presente en la caldera. Luego, el agua calentada fluye a un tanque de almacenamiento aislado. Como la caldera no tiene que operar frecuentemente, este sistema es más eficiente que el de serpentina sin tanque. En realidad, cuando se utiliza un calentador de agua indirecto con una caldera de alta eficiencia, la combinación puede proporcionar uno de los métodos más económicos de calentamiento de agua.

Calentadores de agua solares

Por medio de sistemas especialmente diseñados, la energía del sol puede utilizarse para calentar agua en su casa. Dependiendo del clima y el uso de agua, un calentador de agua solar bien diseñado, instalado y mantenido puede satisfacer desde la mitad a casi toda la demanda de agua caliente de un hogar. En su mayoría, los calentadores solares tienen dos características distinguidas: un recolector y un tanque de almacenamiento. En sus demás aspectos, estos calentadores pueden variar significativamente, en cuanto a su diseño se refiere. Los diversos diseños pueden clasificarse en: pasivos o activos y en directos (también llamados de circuito abierto) o indirectos (también llamados de circuito cerrado). Lo sistemas pasivos operan sin bombas ni controles y pueden ser más confiables, más durables, más fáciles de mantener, y más económicos de operar que los sistemas activos. Los calentadores solares activos incorporan bombas y controles, para mover fluidos de transferencia de calor de los recolectores a los tanques de almacenamiento de agua. Tanto los sistemas activos como los pasivos a menudo requieren calentadores de agua “convencionales” a manera de reserva, o los sistemas solares funcionan como precalentadores para las unidades convencionales. Un sistema de calentamiento de agua solar directo circula agua residencial a través de recolectores, y no es apropiado para climas con temperaturas bajo cero. Un sistema indirecto sería más apropiado para temperaturas bajo cero, porque el fluido presente en los recolectores generalmente consiste en cierta forma de anticongelante. Si está considerando comprar un sistema de calentamiento de agua solar, sería conveniente que compare productos ofrecidos por distintos fabricantes. No es suficiente seleccionar un calentador de agua solar con buena clasificación, ya que el diseño, el tamaño, la instalación y el mantenimiento apropiados, son también aspectos críticos para asegurar el desempeño eficiente del sistema. Aunque los precios de venta e instalación de los calentadores de agua solares normalmente son más altos que los de los sistemas convencionales, sus costos de operación son mucho menores.

Criterios de selección

Al igual que con cualquier compra, haga un balance de las ventajas y las desventajas de los distintos calentadores de agua de acuerdo con sus necesidades particulares. En la elección de un nuevo calentador de agua, hay numerosos factores a considerar. Algunas otras consideraciones son la capacidad, la eficiencia y el costo.

Determinación de la capacidad

Aunque algunos consumidores basan su compra en el tamaño del tanque de almacenamiento de agua, la capacidad de demanda en horario de mayor consumo, conocida como “capacidad de primera hora” (first hour rating – FRH) es, en realidad, el aspecto más importante a considerar. La FHR es una medida de cuánta agua caliente el calentador entregará durante una hora de gran consumo. Por lo tanto, antes de comprar un calentador, estime su demanda de horario de mayor consumo y busque una unidad con una FHR dentro de ese rango. Los calentadores de agua accionados con gas tienen FHRs más altas que los eléctricos de la misma capacidad de almacenamiento. Por lo tanto, quizás pueda satisfacer sus necesidades de calentamiento de agua con una unidad accionada con gas que tenga un tanque de almacenamiento más pequeño, que con una unidad eléctrica con la misma FHR. Los calentadores de agua de gas más eficientes utilizan diversos arreglos no convencionales para la toma y salida de aire de combustión. Estas características, sin embargo, pueden aumentar los costos de instalación.

Clasificación de la eficiencia

Una vez que decidió qué tipo de calentador de agua sería el más apropiado para sus necesidades, determine cuál, dentro de esa categoría, es el más eficiente en materia de combustible. El mejor indicador de la eficiencia de un calentador es el "factor de energía" (FE), el cual se basa en la eficiencia de recuperación (es decir, cuán eficientemente transfiere el calor de la fuente de energía al agua), las pérdidas en espera (es decir, el porcentaje de calor perdido del agua almacenada, por hora, comparado con el contenido de calor del agua), y las pérdidas del ciclo de calentamiento. Cuanto mayor el FE, más eficiente el calentador de agua. Los calentadores de agua con resistencia eléctrica tienen un FE entre 0,7 y 0,95; los calentadores de gas tienen un FE entre 0,5 y 0,6, y algunos modelos de alta eficiencia llegan a alrededor de 0,8; los calentadores activados con petróleo rondan entre 0,7 y 0,85, y aquellos con bomba de calor entre 1,5 y 2,0. La información impresa de los fabricantes proporcionada con el producto normalmente incluye la clasificación del FE. Si no está incluida, puede obtenerla contactando a una asociación de fabricantes de productos del hogar. Otras características de eficiencia energética a tener en cuenta en la compra de un calentador de agua son: que el tanque tenga, por lo menos, 1,5 pulgadas (3,8 centímetros) de goma espuma aislante, y su clasificación de eficiencia energética.

Comparando costos

Otro factor significativo para los consumidores es el costo, el cual comprende no sólo el precio de compra, sino también los gastos de mantenimiento y operación durante la vida útil del calentador de agua. Para decidir qué modelo comprar, es recomendable analizar el costo del ciclo de vida; es decir, el total de todos los costos y los beneficios asociados con la compra durante el período estimado de vida útil del calentador. Generalmente, las unidades con garantías más extensas son más caras. A menudo, el calentador de agua cuyo precio de compra es el más barato, finalmente es el que implica mayores costos de operación.


 

 

Top>>

11 cosas que debe saber cuando encuentre la casa que desea comprar


Una vez que haya tomado la decisión de comprar una vivienda, deberá tomar en consideración diversos aspectos. La compra de su vivienda será una de las compras más significativas que hará en su vida. Si aprende las "11 cosas que debe saber cuando encuentre la casa que desea comprar", su proceso de compra será más fácil.

En este informe, describimos 11 preguntas y respuestas que le ayudarán a tomar decisiones informadas cuando compre su casa.

1. ¿En qué cosas debo fijarme para tomar una decisión con respecto a una comunidad?

Seleccione una comunidad que le permita desarrollar de la mejor manera posible su vida diaria. Muchas personas eligen comunidades tomando en consideración las escuelas. ¿Quiere tener fácil acceso a lugares donde hacer sus compras y a transporte público? ¿El acceso a servicios locales, como bibliotecas y museos, es importante para usted? ¿O prefiere la paz y la tranquilidad de una comunidad rural? Cuando encuentre lugares que le gusten, hable con la gente que vive en ellos. Son los que conocen más el área y serán sus futuros vecinos. Por sobre todo, usted querrá sentirse cómodo en el barrio.

2. ¿Dónde puedo encontrar información sobre las escuelas locales?

Puede obtener información sobre los sistemas escolares locales contactando a la Municipalidad, al consejo escolar local, o a las escuelas locales. Su agente inmobiliario probablemente también sepa sobre las escuelas del área.

3. ¿Dónde puedo averiguar sobre recursos comunitarios?

Contacte a la cámara local de comercio y pregunte si tienen información impresa sobre el área, o pregunte a su agente inmobiliario dónde puede obtener folletos, mapas y otro tipo de información sobre el área. También puede visitar la biblioteca local, la cual puede ser una excelente fuente de información sobre eventos y recursos locales y, probablemente, las personas que trabajan allí puedan contestar muchas de sus preguntas.

4. ¿Dónde puedo averiguar los precios de venta de propiedades de ciertas comunidades y barrios?

Su agente inmobiliario puede darle una cifra aproximada, mostrándole otras propiedades listadas para la venta. Asimismo, su agente inmobiliario quizás tenga acceso a ventas comparables registradas en una base de datos.

5. ¿Dónde puedo obtener información sobre el costo del impuesto predial?

Generalmente, la cantidad total del impuesto predial correspondiente al año anterior está incluida en los datos de la propiedad en venta. Si no está incluida, pídale al vendedor de la propiedad un recibo del impuesto predial o contacte a la oficina local de evaluación. El impuesto predial puede variar de un año a otro. Por lo tanto, las cifras que le indiquen pueden ser aproximadas.

6. ¿Qué otros impuestos debería tomar en consideración?

Recuerde que el interés de su hipoteca y los impuestos sobre bienes raíces son deducibles. Un profesional calificado en bienes raíces puede darle más detalles sobre otros beneficios y obligaciones impositivas.

7. ¿Conviene comprar una casa vieja o una nueva?

No hay una respuesta final a esta pregunta. Debería mirar a cada casa por sus características individuales. Generalmente, las casas más viejas están ubicadas en barrios más establecidos, con árboles y vegetación madura, y tienen impuestos prediales más bajos. Sin embargo, si decide comprar una casa vieja, debería estar dispuesto a mantenerla y a hacerle algunas reparaciones, si fuera necesario. Las casas más nuevas tienden a usar una arquitectura y sistemas más modernos, normalmente son más fáciles de mantener, y pueden ser más eficientes en materia energética. Si compra una casa nueva, en general no deberá preocuparse inicialmente por cuestiones de mantenimiento y reparaciones.

8. ¿En qué debo fijarme cuando haga el recorrido de una casa?

Además de comparar la casa con sus requerimientos mínimos y su lista de cosas que desea encontrar en una casa, considere lo siguiente:

  • ¿Ofrece suficiente espacio para sus necesidades actuales y futuras?
  • ¿Tiene suficientes dormitorios y baños?
  • ¿Se encuentra en buen estado la estructura de la casa?
  • ¿Funcionan bien los sistemas mecánicos y los electrodomésticos?
  • ¿Es el jardín lo suficientemente grande?
  • ¿Le gusta el diseño del espacio?
  • ¿Entrarán sus muebles en el espacio? ¿Tiene suficiente lugar donde guardar y almacenar cosas? (Para tener una mejor respuesta a estas preguntas, lleve consigo una cinta medidora).
  • ¿Es necesario reparar o reemplazar algo? ¿Se encargará el vendedor de reparar o reemplazar los ítems defectuosos?
  • Imagine la casa con buen tiempo y mal tiempo, y en cada estación del año. ¿Estará feliz con la casa durante todo el año?

Tómese su tiempo y piense cuidadosamente sobre cada casa que visite. Pida a su agente inmobiliario que le indique las ventajas y las desventajas de cada casa desde un punto de vista profesional.

9. ¿Qué preguntas debería hacer cuando visite casas?

Muchas de sus preguntas deberían concentrarse en problemas potenciales y cuestiones de mantenimiento. ¿Es necesario reemplazar algo? ¿Qué cosas requieren mantenimiento continuo (pintura, techo, sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado, electrodomésticos, alfombra)? También pregunte sobre la casa y el barrio, concentrándose en aspectos de calidad de vida. Asegúrese de que las respuestas del vendedor o del agente inmobiliario sean claras y completas. Pregunte hasta que entienda toda la información que le provean. Si prepara una lista de preguntas con anticipación, podrá organizar mejor sus pensamientos y toda la información que reciba.

10. ¿Cómo puedo recordar la información de todas las propiedades que vea?

En lo posible, tome fotografías de cada casa: su fachada exterior, los cuartos principales, el jardín, y otras características que le gusten, o las que vea como problemas potenciales. No dude en regresar para una segunda visita. También puede averiguar si existe información de la casa en la red Internet. Posiblemente, ya haya un sitio en la Red con fotos de la casa.  

11. ¿Cuántas propiedades debería considerar antes de elegir una?

No existe un número definido de propiedades que debería ver antes de decidir cuál comprar. Visite todas las que sean necesarias hasta que encuentre la que desea. En promedio, los compradores visitan 15 casas antes de elegir una. Asegúrese de comunicarse a menudo con su agente inmobiliario sobre todo lo que busca en una casa. Esto le ayudará a evitar perder tiempo.

 

 

Top>>

Proteja su casa contra incendios y el monóxido de carbono

La seguridad y usted

Todos queremos vivir en un entorno seguro y libre de preocupaciones, con nuestras familias, esposos e hijos. Sin embargo, muchas veces estamos más cerca de sufrir accidentes de lo que pensamos. Posiblemente la seguridad no sea un elemento en el que usted piense constantemente en su vida diaria. Quizás se sienta seguro, pero escondidos en su casa hay peligros que pueden llevarse vidas y destruir bienes.

Incendios

Cada año miles de personas mueren en incendios. La mayoría de los incendios residenciales ocurren más por la inhalación de gases tóxicos, que por el contacto con las llamas. La tragedia es que muchas de estas muertes podrían prevenirse tomando unas pocas precauciones.

Consejos generales para prevenir incendios

  • No enchufe demasiados aparatos electrodomésticos en una misma toma eléctrica.
  • Asegúrese de no tener productos combustibles demasiado cerca de calentadores, cocinas y hogares.
  • Nunca fume en la cama ni deje un cigarrillo prendido en un cenicero.
  • No use cables eléctricos o alargadores dañados o deshilachados.
  • Mantenga fósforos y encendedores fuera del alcance de los niños.
  • Enseñe a sus hijos los peligros de jugar con fuego.
  • Nunca use alargadores eléctricos con equipos de calefacción o aire acondicionado.
  • Compre alarmas de humo y extinguidores de incendio para cada planta de su casa.

¡Tenga un plan de escape de emergencia! ¡Practíquelo con frecuencia!

  • Elabore un plan de salida de emergencia y un plan de salida alternativo, ya  que la salida más obvia puede quedar bloqueada por las llamas. Normalmente, una ventana es la salida alternativa de un dormitorio. Asegúrese de que los mosquiteros o las ventanas suplementarias de invierno puedan sacarse con facilidad. Si vive en una casa de dos plantas, debería tener una escalera de escape para cada cuarto que esté ocupado. Puede comprar una escalera de escape y guardarla debajo de una cama o en un ropero.
  • Establezca un lugar de encuentro afuera de su casa, para asegurarse de que todos los miembros de su familia hayan escapado de la emergencia. Toda su familia debería participar en simulacros de escape, por lo menos dos veces al año.
  • En el caso de un incendio, no se detenga a vestirse ni a juntar bienes que considere valiosos. Los segundos cuentan. Tampoco busque a su mascota.
  • Enséñele a su familia que en el caso de un incendio deben agazaparse cerca del piso, para evitar el humo y el calor intenso. Los caminos de salida de su casa pueden estar completamente llenos de humo denso; por lo tanto, todos deberían practicar salir gateando con sus rodillas y manos, con los ojos tapados.
  • Entrene a los miembros de su familia a sentir con sus manos las puertas cerradas antes de abrirlas. Si la puerta está tibia, ábrala lentamente, y ciérrela rápidamente si siente una ola de calor o humo.
  • Establezca la regla de que una vez que alguien logró salir de la casa, nunca debe volver a entrar, bajo ninguna circunstancia. En cuanto dos personas hayan llegado al lugar de encuentro, una de ellas debería llamar al 911 desde la casa de un vecino.

Alarmas de humo

Como resultado de la educación del público y las campañas publicitarias, la mayoría de las personas son conscientes de la importancia de las alarmas de humo, y la mayoría de los hogares de Norteamérica tienen alarmas instaladas.

Recomendaciones:
  • Compre una alarma de humo para cada planta de su casa y lea las instrucciones sobre cómo usarlas y dónde colocarlas.
  • Las alarmas de humo deberían instalarse cerca de los dormitorios, ya sea en el techo o sobre la pared, a seis/doce pulgadas debajo del techo.
  • Los códigos locales también pueden requerir otros tipos de alarmas. Verifique con el departamento de bomberos o un oficial del departamento de códigos de construcción.
  • Instale las alarmas de humo lejos de las salidas de ventilación.
  • Pruebe las alarmas regularmente, para asegurarse de que funcionen bien.
  • Si su alarma funciona con pilas, cambie las pilas cada seis meses, cuando cambia la hora de sus relojes.
  • Para máxima protección, instale en su casa alarmas de humo, del tipo ionización y fotoeléctrico, para contar con detección óptima de incendios tanto de rápida como de lenta propagación.

Extinguidores de incendios

Para protegerse contra incendios pequeños o evitar que un incendio pequeño se propague, su casa debería estar equipada con un extinguidor de incendios. Como todos los incendios se inician con un fuego pequeño, existe la posibilidad de poder contener el incendio si se tiene a mano un extinguidor y se lo usa apropiadamente. Sin embargo, debe prestar atención en seleccionar la clase correcta de extinguidor, ya que existen distintas clases para distintos tipos de incendios. Instale extinguidores en cada planta de su casa, incluyendo su cocina, sótano y garaje.

Selección del extinguidor de incendios

Los extinguidores de incendios se clasifican de acuerdo con la clase de incendio para los cuales son fabricados. Las cuatro clases de incendios son A, B, C y D:

  • Los incendios Clase A involucran combustibles comunes, como madera, papel, tela, goma, basura y plástico. Son comunes en establecimientos comerciales típicos y casas residenciales.
  • Los incendios Clase B involucran líquidos inflamables, solventes, aceite, gasolina, pintura, esmalte y otros productos con base aceitosa. Los incendios Clase B suelen propagarse con rapidez. A menos que se los apague apropiadamente, pueden volver a reencenderse después de que las llamas hayan sido apagadas.
  • Los incendios Clase C involucran equipos energizados, como cables, controles, motores, maquinaria o aparatos electrodomésticos. Estos incendios pueden ser causados por una chispa, un golpe de energía o un cortocircuito, y normalmente ocurren en lugares de difícil visibilidad o alcance.
  • Los incendios Clase D involucran metales combustibles.

Un extinguidor típico para una casa o una oficina debería tener la clasificación ABC.

Monóxido de carbono

Una de las mayores amenazas a su seguridad es la calidad del aire existente adentro de su casa. El monóxido de carbono (CO) es una amenaza sutil y muy peligrosa, porque el gas es incoloro, inodoro e insípido.

Cada año cientos de personas mueren por envenenamiento con monóxido de carbono. Otras miles sufren los efectos del gas sin ni siquiera darse cuenta. Los síntomas resultantes de la inhalación de monóxido de carbono se asemejan a los de la gripe y otras enfermedades comunes. Por lo tanto, es fácil que en un examen médico de rutina no se descubra que se trata de envenenamiento con CO.

El CO es producido cuando un combustible no se quema completamente debido a la falta de oxígeno. Los síntomas de la exposición leve a CO son, comúnmente: dolor leve de cabeza, náusea, vómitos, fatiga (síntomas parecidos a los de la gripe), seguidos de un dolor fuerte de cabeza, mareos, confusión y palpitaciones aceleradas. Si toda la familia se enferma después de algunas horas de estar en la casa, y se siente mejor afuera de la casa, sospeche que la causa puede ser envenenamiento con monóxido de carbono.

Posibles fuentes de CO son:

  • Caldera o calentador.
  • Calentador de agua accionado con gas o petróleo combustible.
  • Hogar de gas o leña.
  • Cocina de gas.
  • Chimeneas o salidas de ventilación obturadas, oxidadas, desconectadas o defectuosas.
  • Contratiro de gases de combustión adentro de la casa.
  • Automóviles en garajes adjuntos a la casa.

Ciertas señales pueden indicar que usted tiene un problema de monóxido de carbono. Verifique si ve alguna de las siguientes en su casa:

  • Óxido o raspaduras en la chimenea o la salida de ventilación.
  • Panel de caldera flojo o faltante.
  • Hollín en la salida de ventilación o en aparatos electrodomésticos.
  • Salidas de ventilación flojas o desconectadas.
  • Material u hollín que cae de la chimenea.
  • Humedad en el lado interior de las ventanas.

Sin embargo, el CO puede incluso producirse e ingresar a su casa sin que haya presente ninguna de las señales mencionadas anteriormente. Los aparatos de calefacción que aparentemente funcionan correctamente también pueden ser fuentes de CO. El quemado de carbón o madera produce CO y éste puede ingresar a su casa. Los motores de gasolina, al ser encendidos, producen grandes cantidades de CO. En general, los automóviles que se guardan en garajes adjuntos a las casas son fuentes de CO.

Cómo protegerse

Para evitar la exposición a CO en su casa, es importante que:

  • Se asegure que los aparatos electrodomésticos estén instalados, y sean usados, de acuerdo con las instrucciones del fabricante.
  • Se asegure que las chimeneas y las salidas de ventilación venteen todos los gases hacia afuera de su casa.
  • Haga inspeccionar y mantener el sistema de calefacción, la chimenea y las salidas de ventilación anualmente, por un contratista calificado en sistemas de calefacción.
  • Nunca use parrillas de carbón adentro de su casa.
  • Nunca caliente su casa con una cocina de gas.
  • Siempre use un aspirador de humo, con ventilación al exterior, cuando cocine en una cocina de gas.
  • Nunca caliente ni deje en funcionamiento vehículos u otros motores de gasolina en garajes u otros lugares internos.

La Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor recomienda que cada residencia que contenga electrodomésticos que operan con quemado de combustible esté equipada con, por lo menos, una alarma de CO. Para mayor protección, coloque una en cada planta de su casa, y lea y sigua las instrucciones del fabricante.

Si su alarma indica altos niveles de monóxido de carbono presentes en su casa:

  • Salga de inmediato de su casa, al aire fresco, y verifique que todas las personas que estaban adentro hayan salido.
  • Llame al servicio de emergencia.
  • No vuelva a entrar a su casa hasta que el servicio de emergencia haya llegado, haya aireado su casa, y haya determinado si ya es seguro volver a entrar.
  • Corrija el problema antes de poner en funcionamiento los aparatos de calefacción.
  • Si la alarma de monóxido de carbono vuelve a sonar, repita los pasos mencionados anteriormente. Nunca ignore una alarma.

Los incendios son traumatizantes y atemorizantes, al igual que lo es un incidente de monóxido de carbono. Es esencial reconocer plenamente los peligros de un incendio y del envenenamiento con monóxido de carbono, y tomar acción preventiva. Las inspecciones regulares de su casa, las alarmas de humo y de monóxido de carbono, los extinguidores de incendio y un plan de salida de emergencia, le ayudarán, tanto a usted como a toda su familia, a vivir en forma más segura.

 

 

Top>>